El ataque de Bengasi desbarata la estructura de la CIA en Libia

Entre el personal evacuado tras la agresión en la que murió el embajador figura una docena de agentes de espionaje. El grupo trabajaba en la puesta en seguridad de armas químicas y en recuperar el armamento robado de los arsenales de Gadafi.

Compartir – EL PAIS Helene Cooper / Eric Schmitt (The New York Times) Washington 24 SEP 2012 – 11:28 CET12

El ataque lanzado contra el consulado estadounidense en Bengasi, en el que murieron el embajador J. Christopher Stevens y otros tres ciudadanos estadounidenses, supone un duro golpe para las actividades de inteligencia de la CIA en un momento de creciente inestabilidad en Libia.

Entre las dos docenas de estadounidenses evacuados de la ciudad tras el asalto a la misión estadounidense figura una docena de agentes y contratistas de la CIA, que desempeñaban un papel crucial en la vigilancia y recopilación de información sobre una amplia gama de grupos armados en los alrededores de la ciudad.

“Es una pérdida catastrófica”, dijo un funcionario estadounidense que ha trabajado en Libia y que habló a condición de guardar el anonimato debido a que el FBI sigue investigando el ataque. “Nos han cerrado los ojos”.

Los objetivos de vigilancia de la CIA en Bengasi y Libia oriental incluyen Ansar el Sharia, una milicia que algunos han culpado del ataque,

así como presuntos miembros de la rama de Al Qaeda en el norte de África, conocida como Al Qaeda en el Magreb Islámico.

El este de Libia también está siendo azotado por fuertes corrientes cruzadas que los agentes de inteligencia están tratando de controlar. La muerte del embajador Stevens ha prendido la ira pública contra las milicias. El viernes, miles de libios salieron a las calles de Bengasi para exigir que el desarme de los grupos. La composición de las milicias es muy variable, algunas son moderadas, mientras que otras son islamistas ultraconservadoras y otras son partidarias del gobierno del coronel Muamar el Gadafi, el depuesto líder libio.

“La muy arraigada comunidad salafista en la región está sufriendo trastornos significativos, con un acalorado debate entre una corriente que se presta a la integración política y una rama más militante que se opone a la democracia”, escribió Frederic Wehrey, analista de políticas de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional que sigue de cerca sigue Libia y visitó allí recientemente, en un artículo publicado este mes, “La lucha por la seguridad en el este de Libia”.

Los agentes de inteligencia de Estados Unidos también ayudaban a los contratistas del Departamento de Estado y a funcionarios libios en la búsqueda de los armamentos sacados de los arsenales anteriores de las fuerzas del coronel Gadafi; ayudaban en los esfuerzos para poner en seguridad las armas químicas de los arsenales libios, y ayudaban a entrenar los nuevos servicios de inteligencia de Libia, según contaron funcionarios de la Administración estadounidense.

Altos funcionarios estadounidenses reconocieron el golpe para las actividades de inteligencia, pero insistieron en que estas seguían a través de una variedad de informantes en el territorio libio, y de los sistemas que interceptan las comunicaciones electrónicas y las conversaciones de teléfonos celulares. “EE UU no está ciega en Bengasi y Libia oriental”, dijo un funcionario estadounidense.

Portavoces de la CIA, el Departamento de Estado y la Casa Blanca se negaron a comentar sobre el asunto el domingo.

Pocos meses después del inicio de la revolución de Libia en febrero de 2011, la CIA comenzó a construir una presencia significativa, pero encubierta, en Bengasi, cuna de los esfuerzos de los rebeldes para derrocar al gobierno del coronel Gadafi.

A pesar de que la agencia ha estado cooperando con el nuevo servicio de inteligencia libio, el tamaño de la presencia de la CIA en Bengasi sorprendió a algunos dirigentes libios. El viceprimer ministro, Mustafa Abushagur, fue citado en The Wall Street Journal la semana pasada diciendo que había aprendido acerca de algunas de las delicadas operaciones estadounidenses en Bengasi sólo después del ataque a la misión, en gran parte debido al notable número de estadounidenses que se presentaron en el aeropuerto de Bengasi para ser evacuadas.

“No tenemos ningún problema con el intercambio de inteligencia o reunión, pero nuestra soberanía también es clave”, dijo Abushagur.

El ataque ha suscitado dudas sobre la idoneidad de las medidas de seguridad en los dos recintos estadounidenses en Bengasi: la misión estadounidense, la principal instalación diplomática donde el embajador Stevens y otro diplomático estadounidense murieron por inhalación de humo tras un ataque inicial, y un anexo a menos de un kilómetro de distancia que abarca cuatro edificios dentro de un recinto con un muro de protección bajo.

El personal de la CIA llevaba a cabo sus misiones secretas desde esos edificios. The New York Times ha aceptado no revelar lugares y detalles de estas operaciones, a petición de funcionarios de la administración Obama, quienes alegaron que la divulgación de esa información podría poner en peligro las futuras actividades y poner en riesgo el personal estadounidense que trabaja en entornos peligrosos.

En Bengasi, ambos recintos eran sedes temporales en una volátil ciudad repleta de militantes, y nunca fueron pensadas para convertirse en las misiones diplomáticas permanentes con las características de seguridad apropiadas incorporados.

Ninguno de los dos estaba fuertemente custodiado, y el anexo nunca fue pensado para ser una “casa de seguridad”.

La secretaria de Estado Hillary Clinton anunció la semana pasada la creación de un comité de revisión para examinar los ataques. La junta será dirigida por un veterano diplomático y ex subsecretario de Estado, Thomas R. Pickering.

El FBI ha enviado investigadores a Bengasi, que sin embargo se han visto obstaculizados en su trabajo por la seguridad y por haber llegado más de un día después de que el ataque se produjo, según altos funcionarios estadounidenses.

Más información

Doce horas de batalla en Bengasi

El integrismo asalta la ‘primavera árabe’

EL PAIS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s