Uruguay. Aviones: El misterioso “caballero a la derecha”

Antonio Sánchez fue la cara visible de los dueños de Cosmo, empresa que este lunes compró los aviones que pertenecieron a Pluna, y que tiene algunos dueños involucradas en casos de presunta corrupción

Compartir – El Observador – Pluna – 02.10.2012 05:00

“Vengo a participar de la subasta”, le dijo Antonio Sánchez, el representante de la española Cosmo, a un guardia de seguridad que custodiaba el portón de ingreso al lugar donde se subastaron siete aviones Bombardier de la exPluna. “¿Pero usted es del fideicomiso?”, preguntó el funcionario, del otro lado de la reja de la Rural del Prado. “No, le digo que vengo a ofertar por los aviones”, insistió pausado y con acento español Sánchez, el hombre que pocos minutos después ofertaría los US$ 137 millones y terminaría la subasta en siete minutos.
Vestido de traje negro, corbata celeste y peinado para atrás con gomina, el empresario había llegado en un remise y con un sobre blanco abajo del brazo.
“Tiene que ir por la otra puerta, la de (la calle) Lucas Obes”, lo invitó el guardia, pero Sánchez respondió, a esa altura, un poco enojado: “Es que vengo de ahí y me han dicho que es por aquí”, retrucó.
Pasaron varios minutos y Sánchez se inquietaba cada vez más. Hasta que finalmente, el funcionario volvió y, siempre con la reja negra del portón de por medio, le dijo que lo “estaban esperando” por la calle Lucas Obes.
Mientras esperaba que lo dejaran pasar para participar de la subasta, Sánchez contó a algunos periodistas, que cubrían el evento, detalles del mandato que traía desde Europa. “Soy de la empresa Cosmo, de España”, tiró. Antes de volver al remise para que lo llevara hasta la puerta principal de la Asociación Rural, Sánchez giró un segundo para responder si consideraba justo el precio de las naves, que tenían una base superior a los US$136 millones. “Somos empresarios, el precio siempre es alto”, dijo en broma, y se fue.
Una vez adentro, entregó el paquete blanco que llevaba abajo del brazo. Era el aval bancario equivalente a US$ 13.688.516. Tras bambalinas, aguardó la hora del comienzo del remate. Cuando se inició el acto, se ubicó a la derecha del rematador encargado de llevar adelante el acto, Mario Stefanolli.
Ante el primer llamado de ofertas, Sánchez levantó despacio una paleta blanca con el número 1 pintado de negro.
Desde entonces, y durante los siete minutos que duró la subasta, Sánchez se convirtió para Stefanolli en “el caballero a la derecha” que permanecía impávido esperando a ver si alguien aumentaba su oferta.
La sala permanecía en silencio, sólo roto con las intervenciones del rematador Stefanolli, que repetía las condiciones e invitaba a otros oferentes a pujar por los aviones con más dinero. Pero nadie atinó a nada y “el caballero a la derecha” se quedó con los aviones.
Al final, luego del martillazo, los presentes (muchos integrantes del gobierno, el directorio de Pluna Ente Autónomo y legisladores) iniciaron un aplauso tímido. Hubo alivio luego de varias semanas de inquietud.
Los dueños
En realidad, Sánchez es, por ahora, la única cara visible de un conjunto de empresas, muchas de ellas desconocidas para el gobierno uruguayo, que tiene como principales cabezas a los españoles Antonio Álvarez (ver apunte) y Gabriel Zarza. Una de ellas es Cosmo, la que compró los aviones de Pluna. Se trata una empresa de vuelos chárter, tiene base en Madrid y fue fundada en 2011. Su flota estaba compuesta, hasta ayer, por un solo avión Airbus A320 de 180 plazas.

Uno de sus principales negocios es brindar a otras aerolíneas lo que se llama vuelos ad hoc, contratados para determinados viajes. De acuerdo a su descripción en la red empresarial LinkedIn “Cosmo Líneas Aéreas ha sido creada con la idea de ser la compañía aérea chárter de referencia en el mercado ofreciendo un alto standard de servicio de atención al pasajero y cuidando al máximo todos los detalles en todos los vuelos, ya sean regulares o chárter propios o para terceros”. Cosmo comenzó sus operaciones el 20 de setiembre de 2011, y compró su único avión el 10 de julio del presente año.
El empresario Zarza también es uno de los fundadores de la línea aérea Intermed, que hacía la ruta Girona-Madrid, y que está metida en un escándalo.
Los fundadores fueron acusados ante la justicia por una defraudación millonaria en 2007, según informó en ese momento el diario  El Mundo de España. Asimismo, el directivo de Cosmo, Miguel Castro Marín, estuvo involucrado en un caso de corrupción vinculado Marbella Airways SA en ese mismo año.

Las empresas de Álvarez

Fioran.Trade.  Capital: 3.012,00 euros. Se dedica a la promoción inmobiliaria

Link Charter E. World. Capital: 3.012.00 euros. Se dedica a al transporte aéreo

Irel.Hostelería. Capital: 3.006.00. Se dedica a la explotación de casas de comidas

Grupo.Alhernev. Capital 3.100.00 euros. Se dedica a la exportación e importación de artículos de joyería

Negocios.familiares. Se dedica a “promoción de edificaciones”

Cartecar. Se dedica a la fabricación de material publicitario

Red.de.inmuebles. Se dedica a negocios del ramo

El Observador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s