Uruguay Cotidianas: Los del gobierno del FA ¿son, se hacen, o se creen que el resto es tonto?

Se les ve negligentes, a la hora de buscar soluciones. Se sospecha que  están, haciendo mandados para algunos poderosos que los tienen deslumbrados.

Compartir – por enrique cuadrado gambardella – lascotidianasdeenrique – Viernes 12 de Octubre de 2012

Y aparentemente desconocen las nuevas estrategias del capitalismo – imperialismo, implementadas después de los años 60 del siglo XX, y la utilización de otras herramientas, para alcanzar la dominación global. O no hacen caso.

Cosa que para gobiernos que se llaman a si mismo de izquierda, y se han comprometido con cambios, el resultado no es nada lisonjero y se aproxima más al fiasco; no dejándolos muy bien parados ante sus electores.

El anterior mandatario Tabaré Vázquez, resultó ser un soberbio personaje, oncólogo de profesión y ex asesor de la dictadura cívico militar que asoló al país, detalle que fue omitidos en su biografía, al acceder a la presidencia en 2005.

Fue delegado de ese “gobierno” ante la comisión de energía atómica criolla. Posteriormente una vez presidente, se dio el “lujo” de recibir al genocida presidente de los EEUU, en Anchorena. Hizo negocios con el Borbón Juan Carlos (monarca, comisionista y matador de osos ebrios).

Hizo construir un alojamiento modelo tipo “country club”, para los militares procesados por la justicia, entre los que se encontraba su ex padrino, y último dictador, Gregorio Álvarez.

Pasó todo el tiempo, hablando en “profundizar la democracia sin avanzar en el verbo ni descubrir que el término era ajeno a un gobierno basado en los deseos o caprichos de un solo hombre, como sucedió en su gobierno.

En determinado momento, pidió ayuda a su amigo Bush el genocida, para que le enviara tropas, ante la posibilidad de un conflicto armado con la Argentina.

Fue durante su mandato, que los comités de base fueron bajados de la mesa política del FA, que presidía Brovetto. Inventor de un secretariado ejecutivo, que tomó el lugar de aquella, para evitar discusiones o puntos de vista discordantes, con la palabra del presidente. Fue este secretariado el que, contra viento y marea, aceptó el negociado con  Leadgate y Campiani, impulsado por Rossi y Astori, entre otros.

Su patrimonio aumentó en los 5 años de mandato de  2 millones 900 mil (pesos uruguayos), en Marzo del 2005, a 12 millones 900 mil (pesos uruguayos), en Febrero del 2010. 10 millones de pesos logrando alcanzar la media de 2 millones de pesos ganados, por año. Es mucho ¿no?

Quien sabe, esa sea la razón de tanta inquietud por volver al poder, después de anunciar que se retiraba de la política. Hombre inseguro, pasó mucho tiempo encima del muro y evitó el contacto directo con el público, a pesar de los 15 o 20  guardaespaldas que lo custodiaban, en sus salidas.

Inventó un atentado a bomba cerca del colegio de sus nietos que después acabó siendo una diversión de adolescentes y el destino una boca de tormenta, en una calle de barrio a la hora de la siesta. Algún tiempo después, inventó la preparación de un atentado contra sí, en ocasión de una visita a la ciudad de Dolores (Soriano), que convertimos en pieza  de humor y va a continuación de ésta crónica, en nueva entrada.

En todo caso, marcó su gobierno con una serie de actos fallidos, como la creación de la campaña Knock-out a las drogas, con amantes del boxeo, que muy pronto, hubo que detener y reformular, por el aumento del consumo de la “merca” entre los participantes, y por la amenaza de su pupila, Cris Namús, la cara pública de la campaña, que “un día de aquellos”, inconformada con lo que había ganado en tres o cuatro “exhibiciones” de tres o cuatro asaltos con “tías viejas”, y de algún incumplimiento por parte de las autoridades, se insubordinó y quería salir a hacer declaraciones públicas, contra sus mentores.

Aprovechando que cualquier pueblo del interior vive una modorra eterna y que la llegada de cualquier forastero, moviliza la población; realizó varias incursiones por pueblos que perdieron la ONDA y después el ferrocarril.

En medio de una parafernalia de luces, sirenas, y hombres de uniforme y de particular, (los de la secreta), llegaba acompañado por ministros y legisladores, que hacían de claque en los momentos propicios de su oratoria y escuchaban al término de un palabrerío vacío y falluto del mandatario, los pedidos y reclamos de las autoridades locales.

Entre las frases de efecto pronunciadas por recomendación de su asesor de imagen Pancho Vernazza, quedaron marcadas a fuego en la mente y los corazones del paisanaje: “El tren pasa solo una vez” y “Podremos meter la pata, pero no la mano en la lata”… (“y al que la meta, le cortamos la mano”). Muy fuerte ¿no?

¡Que disposición, como estadista! Una excelencia en el arte de engañar a la gente.

Porque nada de ello se hizo realidad. Legisladores, no contemplados en los frecuentes viajes presidenciales alrededor del mundo, crearon por su lado el llamado “trencito de la felicidad”, a través del cual, lograron conocer, la otra mitad, en embajadas calificadas como “de buena voluntad”, o “de promoción comercial”, con todo los gastos pagos. Y sin ningún resultado positivo, conocido.

Lo de la mano en la lata, corrió la misma suerte. No hubo voluntad política para investigar los casos más sonados ni elevar las denuncias al órgano competente. Y cuando esto ocurrió, por iniciativa de terceros fuera del oficialismo, la medida se estrelló contra el corporativismo legislativo.

El ex presidente progresista, también fue protagonista de  algún blooper, como la visita a dos universidades privadas religiosas, (Católica y de Montevideo), en el espacio de poco meses entre una y otra, donde repitió el mismo discurso, en el que hacía referencia a Bin Laden; desaparecido  hacia varios años del noticiero y con paradero incierto y no sabido.

El lobo vistió su piel de cordero y pretende volver a las andadas. Compartió responsabilidades  en el zafarrancho-sainete entre sus ministros y un  inversor sin escrúpulos, que se aprovechó y vació la aerolínea Pluna. Los uruguayos tuvieron la mala suerte de que después que se fuera, accediera al poder, “el boquilla” Mujica que, victima de su propia ignorancia, actuó de manera prepotente e improvisada, dando oídos y recibiendo en su chacra para dar una solución, al mismísimo empresario que acabó por traicionarlo.

https://lascotidianasdeenrique.wordpress.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s