Bajo la lupa: La vulnerabilidad financiera de Petrobras y su dependencia a Wall Street y la City

Uno de los aspectos fundamentales que no suelen ser evaluados en los procesos de “desnacionalización-privatización” de las empresas estratégicas es el control financierista en bolsa –en particular, por Wall Street y la City–, sobre todo de las petroleras estatales, ya no se diga “xenoprivatizadas” (control foráneo en detrimento del capitalismo doméstico), que no cuentan con los resguardos adecuados.

Compartir – Alfredo Jalife-Rahme – La Jornada – 24.10.2012

Samantha Pearson, de The Financial Times (5/10/12), anunció que “Petrobras, la empresa petrolera estatal (sic) de Brasil, se dispone a vender hasta 6 mil millones de dólares de sus activos en el Golfo de México, donde cuenta con 190 bloques de exploración”, una de sus mayores desinversiones.

Samantha Pearson comenta que los tan necesitados capitales provenientes de la venta ayudarán a financiar el desarrollo de la región “pre-sal” de Brasil cuando Petrobras busca recortar sus costos debido a la caída de sus ganancias, al unísono de las desinversiones de la minera Vale do Rio Doce como consecuencia de la caída del ciclo de las materias primas.

Petrobras firmó un acuerdo con HRT y su socio ruso TNK-BP para vender gas natural de sus campos en el Amazonas, lo cual “monetizó” las reservas y provocó un alza de 20 por ciento de las acciones de sus socios (Financial Times, 15/10/12).

Petrobras es hoy la mayor empresa petrolera de Latinoamérica en términos de “capitalización de mercado” y, según Samantha Pearson, “se encuentra bajo presión para desarrollar sus inmensas reservas de petróleo off shore “pre-sal”: el foco de un programa de inversiones por 230 mil 500 millones de dólares en los próximos cuatro años”.

A mi juicio, asistimos a una gran recomposición de carteras entre empresas petroleras de Rusia (Rosneft), Gran Bretaña (BP) y Brasil (Petrobras).

A propósito, la estatal rusa Rosneft compró una buena tajada (50 por ciento) de la participación de BP en la “alianza estratégica” (joint venture) TNK-BP, que no solamente “afianza el control del Kremlin en el sector energético de Rusia”, sino también “la catapulta con una producción de 4.6 millones de barriles al día, por delante de PetroChina y Exxon Mobil” (Financial Times, 22/10/12).

También Alfa-Access-Renova (AAR, consorcio de oligarcas) vendió su tenencia accionaria de TNK-BP a la estatal Rosneft.

Según la columna Lex del Financial Times, la estatal Rosneft “se dispone a convertirse en la mayor empresa de petróleo y gas por volumen producido”. ¡Una “restatización-desprivatización” más!

Bob Dudley, ejecutivo en jefe de BP, consideró que “las empresas nacionales (¡súper sic!) de crudo son el futuro (sic) del negocio petrolero”, lo cual pone en relieve que el Ejecutivo y el Legislativo de México operan a contracorriente histórica global.

La prensa anglosajona ha sido muy severa con Petrobras y exhorta a desprenderse de sus acciones con motivo de su primera pérdida al primer trimestre en 13 años.

Queda atrás que Petrobras –en realidad, la supraempresa estatal de reciente creación PetroSal (Ver Bajo la Lupa, 1/7/09, 6/9/09 y 27/9/10)– haya recaudado 70 mil millones de dólares en septiembre de 2010, la mayor oferta inicial pública (IPO, por sus siglas en inglés) de la historia, lo que incrementó la participación estatal en Petrobras hasta 63 por ciento del poder de voto, lo cual diluyó la masiva participación foránea.

El castigo de los “mercados” no se ha hecho esperar y “abulta el escepticismo de los inversionistas en relación con la elevada interferencia estatal”, que ha hecho “incierto el éxito del proyecto” (v. gr. Petrosal) con un “gran (sic) riesgo financiero” (Yahoo Finance, 10/10/12).

En vísperas de la “restatización-desprivatización” de Petrobras mediante la superestructura de PetroSal –creación de Lula–, el megaespeculador George Soros (vinculado con los banqueros Rothschild) liquidó más de 600 millones de dólares de su participación accionaria (Brasil Económico, 17/8/10). ¿Sabotaje financierista?

Un reporte del escritor y analista mexicano-catalán Rodolfo Navarrete en Prestigio: Análisis al modelo de Petrobras (http://rodolfonavarrete-arte.com/?p=1355) aduce que, pese a que “el petróleo brasileiro (PBR) está en los escritorios de los grandes negocios con muy altas valoraciones, siendo la quinta compañía energética en el ranking de “las grandes ligas” del mundo, pero ha mostrado su peor rendimiento este año”, lo cual conlleva a “la disminución en el volumen de producción de petróleo, su alta exposición de riesgo al tipo de cambio (lo que obliga a sacar “medidas” de corrección), el costo creciente de elevación y descenso que retratan una situación de incertidumbre para los inversores” con “postura bajista en las acciones”.

Rodolfo Navarrete comenta que PBR ha iniciado “medidas de austeridad por la (dolorosa) venta de 6 mil millones de dólares activos en el Golfo de México”, lo cual fortalece a sus competidores foráneos.

Los problemas se han complicado para PBR: desde un amago de huelga de sus trabajadores por incumplimiento de incremento salarial, hasta un juicio de la fiscalía federal de Brasil por contaminación.

A juicio de Rodolfo Navarrete,“las pérdidas se deben a la devaluación del tipo de cambio (principalmente); ello afectó –de forma notable– el costo de la empresa y de la deuda”, lo cual mermó “el continuo deterioro en la posición de su rentabilidad” cuando “aumentaron sus gastos de capital 6 por ciento (20 mil millones de dólares en el último año), mientras la producción de petróleo bajó 5 por ciento”.

Rodolfo Navarrete hace muchas preguntas pertinentes que no explican la variabilidad de las acciones de Petrobras: “PBR es una organización muy fuerte (sic) que tiene un historial de excelencia en los márgenes de beneficios constantes. (…) Aún es una compañía a prueba de conspiraciones (sic) y embestidas de los mercados o de los competidores. (…) En los próximos trimestres, la cuota de precio y rendimiento se recuperará. (…) Sin embargo, si el precio cae por debajo de 18 dólares por acción, no hagan caso a los titulares: desháganse de todo…”. Mejor “pasen a las materias primas (commodities), porque una guerra de titanes e intereses globales van a pelear por la energía y su hegemonía”.

No todas las empresas privadas han sido exitosas en México, como el caso calamitoso de Cemex, que carga un adeudo descomunal por casi 18 mil millones de dólares, lo cual le obliga a desprenderse de un buen paquete accionario (Financial Times, 22/10/12), pese a la ayuda subrepticia del gobierno.

A mi juicio, la embestida bursátil de megaespeculadores, como George Soros, es mucho más compleja y refleja el golpeteo multidimensional contra los BRICS (Ver Bajo la Lupa, 14/10/12), cuando el ministro brasileño de Finanzas, Guido Mantega, y la presidenta Dilma Rousseff se quejan amargamente de la “guerra de divisas” que inflige Estados Unidos.

Si de por sí Petrobras, con la genial creatividad de PetroSal, sufre los brutales embates financieros de Wall Street y la City, no quiero imaginar un Petrobras sin PetroSal (modelo tramposo que quieren imponer los entreguistas neoliberales del ITAM); Pemex acabaría siendo digerida con un teclazo de las supercomputadoras de alta frecuencia de Wall Street y la City.

http://alfredojalife.com • Twitter:

http://www.twitter.com/@AlfredoJalife

Alfredo Jalife-Rahme

La Jornada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s