Uruguay: Cosmo avisó que no comprará los aviones y amenaza con demandar al Estado

La empresa de capitales españoles Cosmo, de la que poco se sabía cuando Hernán Antonio Calvo Sánchez ofertó en su nombre US$137 millones por siete aviones Bombardier de la flota de la exaerolínea de bandera Pluna, comunicó ayer por escrito al fideicomiso del gobierno que administra los bienes de la empresa cerrada el 5 de julio, que no concretará la compra de las aeronaves.

Compartir – Martín Viggiano – El Observador – 25.10.2012  05:00

Firma española dice que el gobierno no generó garantías tras la subasta

En otra notificación escrita, además, amenaza con una demanda al Estado por considerar que no se generaron las garantías necesarias luego del 1º de octubre, cuando sucedió la subasta, dijeron a El Observador fuentes del gobierno.

Ese litigio, aseguró Cosmo en su carta al fideicomiso, sería presentado al amparo del tratado de promoción y protección recíproca de las inversiones entre Uruguay y el Reino de España, firmado en Madrid el 7 de abril de 1992. Allí se establecen diversas normas de protección y amparo para inversores de ambos países.

El texto del tratado establece, entre otras cosas: “Cada parte contratante protegerá en su territorio las inversiones efectuadas, conforme a su legislación, por inversores de la otra parte contratante y no obstaculizará, mediante medidas injustificadas o discriminatorias, la gestación, el mantenimiento, la utilización, el disfrute, la ampliación, la venta y, en su caso, la liquidación de tales inversiones”. Según Cosmo, hubo “mal ambiente” desde que ganó la subasta de los aviones Bombardier y, ante las polémicas públicas, el gobierno pudo generar las garantías necesarias.

Una de las fuentes del gobierno consultadas, explicó a El Observador que la demanda de Cosmo puede frenar la utilización de los siete aviones en poder del fideicomiso, y de los cuales el Estado es garante de su pago ante el Scotiabank.

Se trancaría de esa forma –aunque sea por algunos meses– una posible fórmula con los aviones del remate para formar una nueva aerolínea, tomar extrabajadores de Pluna y recuperar conectividad aérea.

En el gobierno entienden que la amenaza de litigio tiene que ver con una posible negociación para evitar que se ejecute la garantía. Razonan que Cosmo no tiene salida alguna que pagar los US$13,6 millones que comprometió en el aval y, por ello, utilizará como moneda de cambio la presentación de una demanda que atrase los tiempos del Poder Ejecutivo en la búsqueda de una salida, y perjudique, incluso, el estado y valor de los aviones con el paso del tiempo sin su utilización.

El gobierno también fue avisado por parte de dos abogados, que tienen vínculos con dependencias públicas, de consultas efectuadas por parte del representante de Cosmo para iniciar la acción judicial en Uruguay.

Para participar de la subasta, Cosmo presentó un aval bancario emitido por el Banco República equivalente a US$13,6 millones. Hasta el 1º de noviembre tenía posibilidad de confirmar la compra de los aviones abonando los US$137 millones.

En caso de desistir, como comunicó que hará, el fideicomiso deberá ejecutar la garantía, con cuyo dinero se cubrirían los gastos y perjuicios generados, como la comisión de US$ 835.000 al rematador de la subasta, Mario Stefanoli.

@martinviggiano

El Observador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s