Uruguay: TCR investiga presunta maniobra irregular con facturas en ANCAP

El Tribunal de Cuentas de la República (TCR) comenzó a investigar una presunta maniobra irregular con boletas emitidas hacia proveedores en ANCAP, denunciada por un contador del ente, que a la vez es delegado de la corporación.

Compartir – El Observador – Irregularidades – 27.10.2012  05:07

La funcionaria involucrada es la misma que ahora es indagada por los cheques de Pluna.

En un oficio emitido el 9 de octubre, al que accedió El Observador, el TCR solicita información del sumario administrativo iniciado a este funcionario, y pregunta por qué no se le informó antes de proceder a la medida disciplinaria, tal como lo establece la ley.
En sesiones posteriores, el tribunal analizó el asunto y comenzó a investigarlo. La primera decisión fue encargar a la división Jurídica un estudio del asunto, y, esta última, lo derivó a la oficina de auditoría para su análisis.

Es así que la corporación estudia si realizar o no una auditoría en ANCAP, para determinar la veracidad de lo denunciado.
En sus declaraciones ante una investigación administrativa del ente y en la documentación presentada, el contador Jorge Pérez involucra como responsable a la titular del Área Económica Financiera del ente petrolero, también investigada por la recepción de cheques a 180 días de Pluna por el pago de combustible, cuando en realidad el plazo máximo es de 30 días.
Pérez asegura que las autorizaciones de las boletas enviadas por proveedores a la división Portland, donde desempeña la tarea de delegado del TCR, se realizaban “a ciegas” y “sin ver las facturas”.

Según pudo constatar El Observador en el expediente judicial, las boletas llegaban al control de Pérez vía correo electrónico, pero con notorias fallas de lectura.

En algunos casos el monto era ilegible y en otras, el número de boleta u otros detalles que el profesional debe controlar para luego autorizar.

Ello comenzó a ocurrir desde julio de 2011, cuando el contador inició tareas en la oficina. Según consta en los correos que Pérez presentó en su denuncia, la jerarca nunca contestó.
“Se hacía a ciegas, sin ver las facturas. En algunos casos se le decía: ‘factura número tal por equis pesos’, sin copia ni escaneo. En otros se enviaban facturas escaneadas totalmente ilegibles”, relató Pérez en uno de sus correos electrónicos.

En otra de sus comunicaciones a la jerarca, que iban con copia al gerente de Planificación y Logística de ANCAP, al gerente de Portland, y a otra contadora de la empresa, Laura Campos, el delegado del TCR insistía con sus comunicaciones y repetía las advertencias.

“Considero que es una falta de ética profesional liberar documentos que llegan en estas condiciones. Por los menos yo considero que el tema es serio y que, sin embargo, la solución NO es difícil”. La situación denunciada por Pérez siguió hasta agosto de 2011.

A partir de ahí las facturas comenzaron a llegarle en buenas condiciones, porque, entre otras cosas, sustituyeron un escánner en la oficina del interior del país donde se emitían las facturas. Pérez mostró durante el proceso administrativo correos electrónicos que recibió de la directora del Área Económica Financiera, en los que pedía que no “exija” a “rajatabla”.
“Jorge: te solicito bajo mi responsabilidad que no exijas a rajatabla el tema de los mm (milímetros) de alto que pide la Res. DGI 688/992, en especial en el caso de las facturas del interior. Saludos”, decía la jerarca. Esa norma de la DGI hace referencia a cómo deben estar diseñadas las boletas.
Cruce
El trabajo continuó sin mayores sobresaltos en la oficina de Portland de ANCAP, y el contador delegado del TCR pudo cumplir con su tarea.

Pero en abril de 2012, luego de un  intercambio de correos electrónicos entre el funcionario y diferentes jerarcas del ente, a Pérez se le inició un sumario administrativo y se lo separó del cargo, sin comunicarlo al Tribunal de Cuentas, tal como lo denunció la corporación en un oficio enviado días atrás a ANCAP.
Las aprobaciones “a ciegas” de las boletas a pagar a proveedores saltó nuevamente cuando Pérez discrepó con sus superiores.

El cruce se produjo antes de Semana Santa, a causa de las tareas que compartía con una colega.

En un correo electrónico de Pérez, dirigido al gerente de Planificación, con copia al resto de los gerentes con los que interactuaba, recordó que el trabajo de control se hacía “a ciegas”.

Luego de ello, según relató Pérez en la investigación administrativa, su superior tomó su accionar como mala conducta e inició un sumario, que luego determinó la separación del cargo. Desde ese momento el contador delegado del TCR empezó a denunciar la situación, tomando como elementos las denuncias de 2011 que no habían sido consideradas.

Pidió entrevistas con el presidente de ANCAP, Raúl Sendic, y con los directores de la oposición Juan Amaro (Partido Colorado) y Carlos Camy (Partido Nacional).
Fue recibido por este último, quien llevó el tema al directorio del ente. Allí, por mayoría, se resolvió no dar lugar a su pedido. Pérez continuó con denuncias dirigidas a gerentes y funcionarios de jerarquía de la empresa. Pero recién cuando el TCR analizó el tema, tuvo eco.

El Observador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s