Uruguay: “Comando anti zoológico” ingresó en la madrugada a Villa Dolores

Sobre las 6 de la mañana de ayer, a pocas horas de que Villa Dolores iniciara los festejos de su centenario, un “comando anti zoo” ingresó al parque, realizó grafiteadas y se robó un tucán. La Intendencia hizo la denuncia ante la Seccional 10ª de Policía.

Compartir – Andrés López Reilly – El País digital – Villa Dolores – 29.10.2012

En su centenario. Realizó grafiteadas, abrió jaulas y se llevó un animal.

La seguridad del zoológico de Villa Dolores volvió a verse vulnerada tras el ingreso de un “comando antizoológico” al predio, hecho que ocurrió sobre las 6 de la mañana, según confirmó a El País el prosecretario de la Intendencia de Montevideo, Jorge Rodríguez.

El grupo hizo grafiteadas y también se robó un tucán, “posiblemente para liberarlo”, se informó.

Según Rodríguez, el predio tiene tres serenos.

En la misma mañana de ayer, la comuna retiró las pintadas, que llegaron hasta las letras del Zoo que se encuentran a la entrada, a una considerable altura, confirmaron fuentes municipales.

El edil nacionalista Edison Casulo, quien ha realizado varias denuncias sobre el estado de los animales en el principal zoológico de la capital, dijo a El País que los desconocidos también abrieron las jaulas de los hurones y los zorrillos, por lo que los animales terminaron mezclados.

Tanto Rodríguez como la responsable de la División Artes y Ciencias de la IMM (directora de los zoológicos municipales) Ana Knobel, dijeron a El País no tener conocimiento de que esto hubiera ocurrido.

El sábado a la noche, en la “previa” a los festejos del centenario de Villa Dolores, decenas de personas se movilizaron hasta el lugar para protestar por el maltrato a los animales.

Según el edil Casulo, “la tesis de un grupo comando ecologistas que copa un zoológico en plena zona urbana de Montevideo es poco probable y francamente trasnochada”.

“Creo que pudo ser alguien que no esté en su sano juicio, extremistas, que los hay. Pero no creo que sean defensores de los animales”, opinó el edil Casulo.

Ayer el ingreso a Villa Dolores fue gratuito por las celebraciones del centenario. En el marco de estos festejos, se abrieron las puertas de una interesantísima muestra de elementos que pertenecieron al matrimonio de Alejo Rossell y Rius y Dolores Pereira, entre los que se encuentran esculturas, armaduras completas, candiles de bronce, mobiliario y vestimenta.

Sin embargo, apenas traspasando el portón de entrada, lo que más llamó la atención fue un automóvil: el segundo que llegó al Uruguay, un “Delin” belga de 1899, perteneciente a los antiguos dueños del parque.

Pero era evidente que el personal municipal y policial estaba atento a otras cosas. Subsistía el temor por otro “atentado” contra las instalaciones.

Según el edil herrerista Edison Casulo, lo que ocurrió ayer confirma las “fallas en la seguridad” y “le enciende una luz de alerta a la intendenta Ana Olivera, ya que en el zoológico hay más seres vivos que pueden estar en la mira de las redes del tráfico ilegal de animales, en especial aquellos más requeridos por tener amenazada su supervivencia en el planeta”.

“Ante ello, la rigurosa vigilancia y la presencia policial se imponen. Con la situación de la jaula abierta del hipopótamo le mandamos a la Intendencia el 21 de agosto pasado una solicitud para que revisara los sistemas de seguridad de Villa Dolores, porque constatamos varias fallas”, agregó el legislador departamental.

“Sin embargo la única inversión que vimos fue la publicitaria en medios y centenares de libros a todo color sobre el proyecto de un nuevo zoológico. En los últimos dos años no pasó nada. Y de eso tienen que hacerse cargo”, destacó.

Cambios.

La semana pasada se anunció la unificación de la gestión de Villa Dolores, el Parque Lecocq y el Museo Dámaso Antonio Larrañaga.

Según la IMM, esto tendrá distintas ventajas, como el mejor aprovechamiento de los recursos económicos, tecnológicos y humanos, y la potenciación de la capacidad de investigación. De acuerdo al proyecto, a comienzos de 2013 se eliminarán las jaulas de los tigres.

“La zona a la que en broma llamamos `el Comcar` es lo primero que tenemos que eliminar, pues esas jaulas no son adecuadas para que vivan allí los animales”, dijo la directora municipal Ana Knobel.

Dos tristes tigres enjaulados

Detrás de la jaula del tigre, en un habitáculo de tres metros de largo por 1,5 de ancho en el que es alimentado y obtiene un poco de sombra, el animal daba ayer giros sin detenerse. Estaba intranquilo, con la lengua afuera y ni siquiera miraba el amasijo de carnes y grasas que estaba junto a su ventana enrejada.

“Qué divertido”, comentó un niño que lo apreciaba a través de esa pequeña abertura. “Para él no debe ser divertido estar encerrado, mi amor”, le respondió su padre. La madre del pequeño anotó: “Le deben poner madera (en el piso) para que no se lastime las patas”. “No es divertido”, insistió el hombre.

Inmediatamente, se aproximó otro niño con sus padres. “El tigre quiere vernos”, comentó. “No, ninguno quiere vernos, están ahí porque no tienen más remedio”, dijo el padre. La mujer lo recriminó: “Bueno, pero tampoco se lo digas así”. Y el hombre puso fin a la conversación: “Ya sé, pero quiero que entienda”.

Una mujer pasó en ese momento frente a la jaula con amigas y se limitó a decir: “Sí, estamos en desacuerdo con que estén acá”.

Habían pasado solo cinco minutos desde el primer comentario y otro niño se acercó a observar al tigre. “¿Por qué está dando vueltas?”, le preguntó a su padre. “Porque no tiene otra cosa que hacer”, respondió el adulto.

En la jaula de al lado, una tigresa camina con mucha dificultad, da pena.

Un informe firmado por el responsable del zoológico, Fernando Cirillo, en poder de El País, explica que la hembra vino del zoológico de Durazno y llegó con problemas de descalcificación, por lo que hubo que someterla a diferentes tratamientos.

“Hoy en día es un animal con secuelas de su patología de crecimiento, lo que se observa en su tamaño que no es el que debe tener, deformaciones de su columna vertebral y en sus miembros, lo que la lleva a un caminar defectuoso”, señala.

Robos

En marzo de este año se robaron un guacamayo que la Policía pudo recuperar después, en la zona del Parque Rodó. Una vecina del zoológico fue la que alertó a los serenos, tras escuchar ruidos en la madrugada. Los ladrones lograron atravesar las rejas, rompieron el candado de la jaula donde estaba el animal y se lo llevaron. Se trata del único ejemplar rojo que posee el zoológico y su valor en el mercado negro puede ascender a los US$ 2.500.

Otro caso sonado fue el de la denuncia que hicieron los propios vecinos sobre el robo de cabras para prácticas religiosas, que eran retiradas envueltas en sábanas por encima de los muros.

El edil nacionalista Edison Casulo también recordó que “se les han escapado animales; recordemos el lobo marino paseando alegremente por la calle Buxareo rumbo a la playa o el oso hormiguero haciendo turismo urbano por la calle 2 de Mayo, o más recientemente la jaula abierta del hipopótamo”.

Este último caso fue denunciado por Casulo, quien ingresó hasta el lugar donde se encuentra el hipopótamo -un animal potencialmente peligroso- grabando con su celular todo el recorrido.

El tucán robado ayer pertenece a una especie en peligro de extinción y puede tener un costo de varios cientos de dólares en el mercado.

Andrés López Reilly

El País Digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s