Argentina: Trabajar en negro, con empresas que van y vienen

Cristian Caraballo trabaja como instalador de antenas y decodificadores de la TV Digital, uno de los proyectos más ambiciosos de AR-SAT, la empresa estatal de satélites y comunicaciones.

Compartir – Por Marcelo Canton – Diario Clarín – Trabajo en Negro – 10/11/12

Le redujeron el sueldo, trabaja en negro; su historia deja al descubierto una trama de empresas que aprovechan generosos contratos oficiales, en las que aparecen funcionarios públicos e internas del poder.

“Empecé a trabajar en esto hace un año y medio -cuenta-. Al principio estábamos en negro, a los 3 meses nos blanquearon. Pasamos a ser empleados de Okey Producciones; Osvaldo Frota se presentaba como el dueño. En más de una ocasión lo vimos a Amado Boudou en la planta de Brasil al 2.300”.

Okey Producciones hacía la colocación de decodificadores y antenas. Esto es, quien recibe el deco llama para que se lo instalen, y va alguna de las compañías que goza de esa concesión (son varias), le ponen la antena, y habilita el servicio. “Nosotros, los operarios, cobramos un sueldo fijo que eran $ 4.200 más $ 40 por cada instalación”, cuenta Cristian, con una remera que dice TDA, Televisión Digital, y Servicio Técnico, Correo Argentino.

El logo de TDA se repite en la gorra. Los decodificadores fueron comprados por AR-SAT a distintos proveedores, el principal el grupo Cirigliano. La distribución se la adjudicó al correo oficial.

“Estuvimos cinco meses en Okey Producciones -continúa Cristian-. Y un día nos dicen que tenemos que pasar a otra empresa, Conectnet, a nombre de otra persona, Claudio Galotto, aunque Frota parecía el dueño. Y allí nos plantean una reducción de sueldo y de tareas”. Para entonces, además de la instalación de decodificadores, la empresa había sumado ser Soporte Técnico del Plan Conectar Igualdad. Esto es, otro contrato estatal, éste para ir a buscar las notebooks que se rompen. “Nos plantearon, textualmente, que ‘la gente de La Cámpora está revisando los contratos y está todo parado’. Y nos ofrecieron que seguíamos pero con un sueldo de $ 2.100 o nos íbamos con una indemnización de $ 20.000. Éramos unos 30, y yo soy de los que eligió quedarse”.

Pero después los pasaron a otra empresa, a la que ni siquiera identificaron. Y allí empezaron a cobrar en negro.

“Nos prometieron blanquearnos en un mes, pero no pasó nada”, agrega. Un dato curioso: si alguien llama al 0-800 de la TV Digital preguntando si él es instalador, le dicen que sí. “Estoy en negro, en una empresa que ni siquiera tiene nombre, pero para el 0-800 existo”.

En el medio, la sede de la primera compañía en que trabajó ya está a nombre de otra: “ahí dicen que van a hacer celulares, también para AR-SAT”, cuenta. Toda una muestra de los millonarios negocios que rodean a la empresa satelital.

Marcelo Canton

Clarin.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s