Uruguay: Pese a no volar desde julio Pluna generó gastos por US$ 13 millones

Martín Viggiano – El Observador – Compartir

Fideicomiso recibió recursos públicos para pagar cuota de los siete Bombardier y su mantenimiento Desde que el gobierno cerró la aerolínea de bandera Pluna el 5 de julio por insolvencia financiera, el Estado tuvo que hacer frente a gastos por más de US$ 13 millones, tanto para mantener en condiciones los 13 aviones Bombardier que integraban su flota, como para cumplir con las amortizaciones del Scotiabank, ante quien debe responder como garante del pago por siete de las aeronaves.

Noticias relacionadas

Según datos oficiales a los que accedió El Observador, provenientes de la división Contabilidad y Finanzas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el monto transferido desde Rentas Generales al fideicomiso creado para administrar los bienes de Pluna asciende a US$ 13.159.774, mientras que está previsto para el corto plazo una nueva transferencia de US$112.977. Los aportes fueron realizados el 27 de julio, 14 de agosto y 8 de octubre de 2012, según consta en las resoluciones de la cartera.

El decreto del 30 de julio que creó el fideicomiso de Pluna establece que Rentas Generales (la caja del Estado) deberá transferir los recursos necesarios para atender su cumplimiento.

De esos más de US$ 13 millones, US$ 8.845.714 se destinaron al pago de una cuota al Scotiabank por los siete aviones, que vencía el 15 de agosto de este año; quedan 22 cuotas a pagar. Con el resto del dinero (US$ 4.314.060), el fideicomiso pagó al personal y costeó los materiales necesarios para mantener en condiciones mínimas adecuadas de vuelo a los aviones, tanto a los siete que fueron rematados sin éxito el lunes 1º de octubre, como los otros seis que fueron adquiridos por Pluna bajo contrato de leasing (arrendamiento con derecho a compra) al Export Development Canadá. En esa tarea están cerca de 40 funcionarios de la ex Pluna.

También pagó la capacitación de más de 50 pilotos en Madrid (España), quienes debieron realizar tareas en simuladores para no perder su certificación, informó a El Observador el titular del fideicomiso de Pluna, Javier Liberman.

La licencia de cada profesional se compone de la capacitación general y específica para los modelos de aviones (en este caso, los CRJ900 NextGen de la fabricante canadiense Bombardier) y de la habilitación. Esto último tiene fecha de vencimiento y cada piloto debe capacitarse con simuladores con una periodicidad que depende de su categoría.

Para la calificación de los pilotos en este modelo de Bombardier, la ex Pluna había invertido cerca de US$ 30.000 por cada profesional. Ese capital no se pierde, pero la habilitación se debe renovar. Para los comandantes, las normas internacionales exigen una actualización semestral, mientras que para los copilotos es de un año. Por ello, más de 50 ya ha viajado a Madrid a realizar la capacitación correspondiente que les permita continuar habilitados.

Según dijeron a El Observador fuentes del sindicato de trabajadores de la exaerolínea, entre pasajes, estadía y costo del curso se invirtieron unos US$ 3.000 por cada piloto. Todo ello fue a costo del fideicomiso. La capacitación consta de pruebas en un simulador, pero también existen otras pruebas en el agua y sobre mercancías peligrosas.

Por otra parte, en la tarea de mantenimiento de la flota de Pluna en el Aeropuerto de Carrasco trabajan unos 40 exempleados de la compañía de bandera. Se reparten en turnos y grupos, que rotan con el seguro de paro especial que cobran desde que el gobierno cerró la aerolínea. Antes de ello, eran cerca de 80 los técnicos abocados a las mismas tareas.

Ahora, además de mantener, testear y realizar vuelos de cabotaje –desde Carrasco a Laguna del Sauce y viceversa–, terminan de acondicionar los seis aviones del leasing para entregarlos al Export Development Canadá.

“Debemos borrar el logo de la compañía y el número de las matrículas, ya que tienen que ser traslados con matrícula canadiense. También hay muchas tareas delicadas como las pruebas de los equipos de altitud y velocidad”, dijo hace algunas semanas a El Observador el gerente de mantenimiento de la exPluna, Oscar Alvarez. Los seis aviones están todavía por irse a Canadá, informó Liberman.

Compartir – @martinviggiano – El Observador – Aéreas – 29.11.2012

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s