Uruguayos que volvieron se van: hallaron país caro y poco trabajo

Viviana Ruggiero – Andrés Roizen – El País digital – compartir

Gustavo volvió para quedarse, pero estuvo en Uruguay solo siete meses. Claudia lleva un año porque aún no pudo comprar un pasaje que la devuelva a Canadá. Retornados dicen que volvieron con “falsas expectativas” y muchos se vuelven a ir.

“La realidad me cachetea. Me despierta de este letargo patriota que me tenía dormido. ¿En qué estaba pensando cuando volví? (…) Hoy empieza todo de nuevo, mi segunda migración (…) Uruguay perfecto de atardeceres en la rambla y de reuniones con amigos enfrente al parrillero, los mates y las estrellas del Polonio se pueden disfrutar de vacaciones”. Este es uno de los mensajes posteados en el blog Retornados a Uruguay que resumen el sentir de muchos uruguayos que volvieron al país y se chocaron con una realidad que no era la que esperaban.

Dicen que en los consulados les mintieron porque el país no está mejor como les aseguraron. “¿Qué es lo que mejoró? Que hay empleo pero tenés que tener tres para poder pagar la renta, las cuentas y comer”, se pregunta Claudia, que vivió en Canadá diez años y hace uno que llegó a Uruguay, donde está “sobreviviendo”. “Como la sobrevivencia aquí es espantosa los planes son volverme”, dice.

Claudia trabaja en un shopping, gana $ 10.000, vive en una pensión “horrible” porque, según dice, es lo único que consiguió de acuerdo a su salario, y se lamenta de haber tomado la decisión de volver. “Este no es mi país, mi país es Canadá que me dio todo, me abrió las puertas. Uruguay no me dio nada”, afirma con absoluta frialdad.

La vivienda y los salarios son las dos principales dificultades que enfrentan los retornados, según coinciden ellos y el Ministerio de Relaciones Exteriores. “Para la renta, en el Ministerio de Vivienda te piden un depósito de $ 60.000 y que tu sueldo sea superior a no sé cuántos miles de pesos. Es ridículo”, afirma Claudia.

Los siete meses que Gustavo pasó en Uruguay, después de vivir ocho años en España, fueron en un apartamento que consiguió alquilar con una exvecina. “Como yo viví en ese edificio toda la vida y la propietaria me conocía, me alquiló, sino era imposible acceder a algo con los planes que me ofrecía el Estado”, cuenta.

Gustavo volvió a Uruguay en enero. Dejó Barcelona porque le dijeron que su país estaba “muy bonito y muy bien para trabajar”. “Cuando llegué encontré todo horrible. La gente agresiva, la ciudad sucia, mucha inseguridad, y todo carísimo. Es un país muy caro para vivir. La comida en Barcelona está a la mitad. Tú vas con 50 euros ($ 1.300) y te llevas el carro lleno”, asegura Gustavo.

Su contacto con el Estado fue para pedir ayuda para una vivienda. Y la respuesta fue la misma que tuvo Claudia. Además, lo derivaron a la Intendencia de Montevideo donde, según le dijeron, lo asesorarían para poner una Pymes. Antes de irse del país Gustavo tenía inmobiliaria y volvió con planes de reabrir.

“En la Intendencia me dijeron que si no tenía plata la inmobiliaria la pusiera en mi casa y a mi esposa le recomendaron que ponga un aviso en el Gallito ofreciéndose para trabajar. Ese fue todo el consejo,” cuenta.

La inmobiliaria no duró mucho y el único empleo que consiguió fue de sereno en un edificio por lo que recibía $ 11.000, menos de lo que debía pagar por el alquiler. Gustavo no se arrepiente de haber retornado al país. “Lo que nos pasó era algo que teníamos que hacer para comprobar por nosotros mismos que lamentablemente a Uruguay le faltan muchas cosas.

Nos volvimos a fines de julio y hoy ya estamos acá instalados con todas las cosas necesarias para vivir”, relata.

Organizaciones. Las organizaciones o grupos de retornados al país dicen que se han logrado avances pero que falta muchísimo porque Uruguay carece de una política de retorno. “Hay buena voluntad pero eso no alcanza. El único que hace algo es el Ministerio de Relaciones Exteriores, que básicamente resuelve urgencias”, comentaron desde la organización Retornados a Montevideo que nuclea a 700 personas.

Las organizaciones reconocen que el consejo que brindan hoy a los uruguayos en el exterior es que “si no tienen trabajo seguro y plata para solventar una vivienda no se vengan”.

“Después de ver cómo está la mayoría de los que vuelven y que muchos se vuelvan a ir es el consejo que tenemos que dar y hay gente que se enoja porque no quiere escuchar eso de su país”, señalan.

Guillermo

“Es duro marcharse de Uruguay pero más duro es volver; estuve cinco meses y no conseguí empleo”

María

“El que dice que Uruguay está bien miente; el trabajo que hay ofrece sueldos que no dan para vivir”

Claudia

“Este no es mi país, mi país es Canadá que me dio todo. Uruguay no me dio absolutamente nada”

Web retornados

“Hoy empieza mi segunda migración sin esa piedrita en el zapato de mirar atrás y pensar en Uruguay”

Gustavo

“Vivir en Uruguay es carísimo. La ciudad está insegura, sucia y la gente agresiva. Me encontré otro país”

Paulina

“En el exterior nos acostumbramos a tener lo básico cubierto muy rápido y con menos trabajo”

Testimonios

El capital que lo salvó

Guillermo Barrios (45)

Se fue a EEUU con su esposa en el 2000 y volvió a Uruguay once años después porque nunca pudo arreglar sus papeles. “Me pude traer ahorros y el auto, lo que me dio otro panorama al llegar acá”, dice Guillermo. Compró acciones en una cooperativa de ambulancias y hasta ahora trabaja allí. Su esposa, sin embargo, no tiene trabajo. El integrante de la organización Volviendo al Uruguay reconoce que si tuviera papeles se iría de nuevo. “Hace dos meses mi hija me dijo `nunca me dijiste por qué vinimos acá, extraño todo`. Me mató”.

Siete meses fatídicos

Gustavo López

Después de estar siete meses en Uruguay y volver a Barcelona en julio, Gustavo López dice que ya está nuevamente instalado en la madre patria. “Ya tengo mi apartamento con todas mis cosas”, señala y afirma que la “bonanza” de Uruguay es una terrible crisis para cualquier europeo. “Ahora estamos de crisis y yo ya estoy como estaba antes de irme”, comenta.

Insiste en que Uruguay es un país muy caro para vivir y que a raíz de su experiencia se contactó con decenas de personas que quieren volver a emigrar.

Compartir – Viviana Ruggiero – Andrés Roizen – El País Digital – 25.11.2012

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s