España: Cárcel y 30 millones de euros de fianza para el ex dueño de Aerolíneas

Por EFE, AP, AFP Y DPA – Diario Clarín – Compartir

Es el español Gerardo Díaz Ferrán. Fue procesado por la Justicia española por blanqueo de capitales y ocultamiento de bienes, entre otros graves delitos. Gerardo Díaz Ferrán, uno de los empresarios más destacados en España y viejo conocido en Argentina por ser el ex presidente de Aerolíneas, fue procesado por la Justicia de aquel país por los delitos de blanqueo de capitales, ocultamiento de bienes e insolvencia punible, en el marco del proceso que lleva adelante la Audiencia Nacional por la quiebra del grupo turístico Marsans. También se resolvió ayer que para que el ex titular del grupo Marsans no vaya preso deberá pagar 30 millones de euros como fianza.

La importancia del caso también se evidencia en la cifra que les impusieron a los distintos acusados. En la historia española sólo un caso de 1999 había contemplado un monto similar.

Pero además, el presunto testaferro de Díaz Ferrán, el valenciano Angel de Cabo, actual jefe del grupo empresario turístico, le subieron aún más la vara y deberá pagar la cifra récord: 50 millones de euros.

La primera de las tres causas que investiga el juez de la Audiencia Eloy Velasco incluye el envío de comisiones a diversos paraísos fiscales de Colombia, Chipre, Panamá, Liechtenstein, Suiza e Irlanda. A ese proceso se le suma un segundo por presunta apropiación indebida de 4,4 millones de euros de Marsans pagados por clientes que reservaron viajes después cancelados con las empresas Tiempo Libre, Rural Tours y Viajes Crisol.

La tercera causa es precisamente por Aerolíneas Argentinas, por un presunto delito fiscal que tanto él como su fallecido socio Gonzalo Pascual habrían cometido en la operación de compra.

Cabe recordar que en 2001, el gobierno de José María Aznar adjudicó Aerolíneas Argentinas a Marsans, en un proceso plagado de irregularidades que aún está en los Tribunales.

Este juicio tiene fecha para febrero del año que viene. Los primeros cuatro años, desde 2002 a 2006, el socio minoritario de Marsans, Antonio Mata, fue el encargado de gestionar Aerolíneas. Luego, desde 2006 a 2008, la gerenciaron Díaz Ferrán y Pascual.

En 2008, el Gobierno argentino se hizo cargo nuevamente de Aerolíneas y entabló una nueva disputa con la empresa española que reclama una indemnización a pesar de que se le cuestiona que llevaron adelante una política de vaciamiento de la empresa.

Un informe del Tribunal de Cuentas señala que el Estado español transfirió a Marsans 800 millones de euros para sanear la aerolínea, pero de ese dinero, los socios sólo destinaron unos 200 millones a la compañía, y con cuatro años de retraso.

Durante toda la década pasada, Díaz Ferrán y sus socios eran considerados “empresarios modelo” en la península ibérica, sus preferencias políticas se acercaban al entonces gobernante Partido Popular y fueron permanentemente favorecidos por Aznar.

El prestigio entre sus colegas era tal que incluso Díaz Ferrán presidió de 2007 a 2010, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales.

En 2010, tras la quiebra de la compañía, se descubrió un agujero de 238 millones de euros sin justificar.

Entonces, Díaz Ferrán y Pascual anunciaron la venta del grupo Marsans a la sociedad Posibilitum Business del experto en quiebras Angel de Cabo.

A la vez que presentaron su solicitud de concurso de acreedores con una deuda de 183 millones de euros.

Tras esa venta, el Ministerio Fiscal demandó a Díaz Ferrán, Pascual y a Posibilitum por presunto vaciamiento patrimonial de la compañía turística.

En la causa por la cuestionada compra de Aerolíneas Argentinas, la Fiscalía pidió penas de más de dos años de prisión para los ex dueños de Marsans y también para Mata. Y una indemnización conjunta de 99 millones de euros, por un delito contra la Hacienda Pública tras la compra de la compañía.

En la última audiencia en la que fue requerido, Díaz Ferrán deslindó toda responsabilidad del manejo de Marsans y señaló a su ex socio fallecido como el encargado de llevar adelante las cuestiones financieras de la compañía.

El empresario fue arrestado el lunes como parte de la denominada “Operación Crucero”, coordinada en simultáneo con agentes de distintas ciudades y en el cual fueron detenidas nueve personas, entre ellas De Cabo. En la casa de Madrid de Díaz Ferrán hallaron unos 150.000 euros y un kilo de oro.

En la casa del empresario valenciano encontraron un millón de euros en billetes y toda una serie de autos de alta gama, entre ellos una Ferrari, cinco Mercedes berlina, un Mercedes deportivo biplaza, un Mini, un Audi y también un BMW.

Compartir – EFE, AP, AFP Y DPA – Clarin.com – Corrupción – Cárcel o fianza – 06/12/12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s