Uruguay: Descargo de FNC ante inminente multa de Defensa de la Competencia

Se analiza una histórica sanción por más de US$ 1 millón debido a prácticas anticompetitivas

por Redacción – El Observador – Compartir

La  Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia tiene prácticamente cerrada una investigación que viene realizando hace más de cuatro años y que culminará con una sanción millonaria contra Fábrica Nacionales de Cervezas (FNC)

 por prácticas anticompetitivas en perjuicio de un eximportador de la marca Heineken, revelaron a El Observador fuentes cercanas  al caso.

Desde la empresa informaron a El Observador que el pasado mes, la Comisión de la Competencia, “emitió un proyecto de resolución que propone aplicar una sanción a FNC por una supuesta conducta de abuso de posición dominante en 2008”.

La multa que analiza la Comisión sería la máxima aplicada hasta el momento por el organismo y alcanzaría los 10 millones de Unidades Indexadas (US$ 1.306.357 a valores de ayer), el 50% del tope de 20 millones de Unidades Indexadas que puede llegar a aplicar el organismo.

Las resoluciones y fallos de la Comisión de la Competencia –un órgano desconcentrado dependiente del Ministerio de Economía (MEF) que tiene autonomía técnica y funcional–, pueden ser revocados por el Ministerio de Economía en caso de que le asista razón a los recursos presentados por los afectados.

Allegados a FNC indicaron que la semana pasada elevaron su descargo ante la  Comisión de la Competencia. “FNC asume su responsabilidad corporativa muy en serio y cree firmemente que sus acciones comerciales se ajustan a las leyes uruguayas y trabajará para validarlo”, sostiene. Agrega que “reafirma su total apego a la ley y su voluntad de colaborar con las autoridades”.

Denuncia
La investigación comenzó hace más de cuatro años cuando la empresa importadora de la cerveza Heineken (Osanil SA) presentó ante el Ministerio de Economía una denuncia contra FNC que abarcaba diversas  prácticas anticompetitivas que, según el denunciante, impedían el crecimiento y desarrollo de la marca en la plaza local, perjudicando económicamente a sus importadores. En 2012, Osanil –que ya no tiene la representación de Heineken en la plaza local– inició una demanda judicial a FNC, reclamando daños y perjuicios por la conducta de esta compañía, a la que había denunciado anteriormente ante el Poder Ejecutivo.

La investigación desarrollada por la Comisión de la Competencia descartó en un principio una serie de prácticas denunciadas por Osanil, porque el escrito elevado por el denunciante incluía múltiples acciones violatorias de la libre competencia que no lograron ser acreditas mediante pruebas por la Comisión.

Sin embargo, la denuncia dio un giro cuando, según los funcionarios, el cúmulo probatorio testimonial y pericial, informes técnicos y estadísticos, permitieron encontrar la existencia de una práctica que era la de premiar con “bonificaciones adicionales” a los comercios que no vendieran la marca Heineken, de modo de establecer una exclusividad encubierta, haciendo valer el poder de  FNC que concentra cerca del 95% del mercado de la cerveza.

Precisamente, en función de estas nuevas pruebas y las argumentaciones que esgrimieron las partes, los informes técnicos  elaborados por el órgano desconcentrado del Ministerio de Economía concluyeron primariamente que hubo una “actividad exclusoria en perjuicio” de la marca Heineken que consistía en bonificar de manera adicional a los comercios que no vendían esa marca y tenían en exclusividad las líneas de cervezas de FNC. Esta conducta violatoria de la ley 18.159 de libre competencia por parte de FNC, llevó a que la Comisión  encontrara las pruebas para tener prácticamente cerrada una histórica multa contra la compañía cervecera.

De todas formas, los plazos de publicación de la misma quedarán sujetos a los descargos y las nuevas pruebas que ya elevó FNC ante la Comisión, hecho que podría dilatar el proceso. Asimismo, también la empresa denunciante (Osanil) está habilidad para presentar descargos y otras pruebas, ya que si bien el órgano del MEF encontró una práctica prohibida por parte de FNC, descartó otra serie de denuncias.

El recurso que había presentado Osanil en diciembre de 2008, ante la Dirección General de Comercio (porque aún no estaba creada la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia) incluía siete supuestas prácticas violatorias del derecho de la competencia por parte de FNC.
El representante de Heineken alegaba que su producto era excluido en la distribución y venta y en las instalaciones de frío, entre otras prácticas anticompetitivas.

Un gigante del mercado local
Fábricas Nacionales de Cervezas tiene más de 145 años de historia en Uruguay. Es una empresa de bebidas que no solo produce y comercializa cervezas sino refrescos, aguas saborizadas e isotónicos de la línea Pepsi. Estos últimos representan el 40% de su producción anual. En cervezas, produce las marcas locales Pilsen, Patricia, Zillertal y Norteña.

Según datos de la empresa, FNC emplea a más de 600 personas de forma directa y otras 5.000 indirectas. Además, invierte más de US$ 10 millones anuales en tecnologías de la producción y envases, informó la compañía

Compartir – Redacción – El Observador – prácticas anticompetitivas – 11.12.2012, 05:00 hs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s