Montevideo: Casa protegida frente al Golf será “fagocitada”

Construirán un edificio que se mimetiza y envuelve a la Casa Crespi; la Facultad rechaza la idea a través de un informe

 Por Redacción – El Observador – Compartir

El arquitecto Luis Crespi fue responsable de edificios emblemáticos de Montevideo, como la Biblioteca Nacional y el Yacht Club. En 1938 proyectó su propia casa en Julio María Sosa esquina Patria, frente al Club de Golf, con una concepción de estilo moderno que la convirtió en ejemplo de arquitectura de avanzada en la ciudad. En virtud de la calidad de su diseño y el prestigio de su autor la casa fue declarada Bien de Interés Departamental por la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM).

 

Pese a esa “protección”, que es la máxima contemplada en el ordenamiento jurídico departamental, en 2006 la Junta Departamental autorizó un proyecto de construcción de un edificio que consistía de un bloque montado sobre la casa existente.
La Junta debió autorizar una excepción a la norma de ese tramo de la ciudad y facultar al “Golf Drive Apartments and Residence” a superar la altura máxima permitida de 13,5 metros,  para alcanzar los 31 metros.
La obras no llegaron a iniciarse y la excepción caducó. Este año los promotores del emprendimiento volvieron a presentar una propuesta idéntica a la de 2006 en cuanto a su diseño, volumetría y altura.

Los cambios tienen que ver con la duplicación de unidades por nivel.
A la IMM le parece muy bien, pero los arquitectos del Instituto de Historia de la Arquitectura, de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República, pusieron el grito en el cielo.
Mientras que la IMM entiende, según su informe técnico enviado a la Junta, que “se valora positivamente la resolución de integración con la vivienda Crespi que pone en valor al citado bien y le agrega cualidad a la escala”, los arquitectos aclaran: “La casa no necesita ser puesta en valor: es ella la que da valor a una intervención oportunista que se apropia de su prestigio para legitimarse como una obra pretendidamente preservacionista”.
La arquitecta Liliana Carmona, directora del instituto, explicó a El Observador que con el proyecto “la casa se salva de la demolición pero pierde el espíritu por el cual fue declarada de interés departamental”. Carmona señaló que la consecuencia de que la nueva construcción se mimetice con la existente será que esta quedará “disuelta, fagocitada”.
En cuanto a las virtudes de la nueva construcción, desde el punto de vista arquitectónico son “inexistentes”, según la arquitecta.
Carmona cree que es necesaria una manera eficaz de compensar, por lo que no pueden hacer, a los propietarios de bienes patrimoniales.

Compartir – Redacción – El Observador – Ciudadanas – 13.12.2012, 05:00

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s