Uruguay: Mides deja para “más adelante” los controles que ordenó Mujica

Olesker. El ministro se molestó por críticas de la oposición a su gestión

 por Daniel Isgleas – El País digital – Compartir

El ministro Daniel Olesker no dio respuestas ante el Parlamento respecto de la orden del presidente Mujica de “apretar” los controles sobre la asistencia a la educación como contrapartida para los beneficiarios de asignaciones

 familiares.

Más de un mes después que el presidente José Mujica encomendara al Ministerio de Desarrollo Social (Mides) la reformulación de las políticas sociales y el control de las contraprestaciones, porque se trata de controlar el destino de “recursos públicos que suda la gente”,

 el ministro Daniel Olesker no pudo dar información al respecto y admitió que el seguimiento de las contrapartidas ordenadas por el mandatario será implementado más adelante.

El 9 de noviembre, Mujica convocó a una reunión especial del Consejo de Ministros ante un desajuste en la implementación de las políticas asistenciales.

En ese encuentro se hizo un repaso de la marcha de las políticas sociales del gobierno a través de distintos organismos, entre ellos el Mides.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, reclamó el apoyo de las políticas sociales para evitar la “favelización de algunas zonas” de Montevideo, según dijo entonces, y recordó que cuando se empezaron los megaoperativos en noviembre de 2011 había un compromiso de que un año después se iban a implementar políticas sociales focalizadas.

También se quejó de que el 50% de quienes están presos no reciben ningún beneficio de los programas antes de ser procesados y pidió programas específicos para las personas privadas de libertad, lo cual podría reducir la reincidencia.

Todo esto se vio como una crítica hacia la gestión de Olesker en materia social.

“Hay que apretar las contrapartidas mínimas. ¿Por qué? Por el respeto a los recursos públicos que suda la gente”, dijo Mujica en el Consejo de Ministros del 9 de noviembre.

Durante la conferencia de prensa posterior a ese Consejo de Ministros se anunció que un nuevo plan integral se presentaría la semana siguiente, pero ayer ante la comisión de Población y Desarrollo de la Cámara de Diputados el ministro Olesker mostró que no ha cumplido con la orden presidencial.

Olesker fue convocado por los diputados Ana Lía Piñeyrúa (Partido Nacional) y Fitzgerald Cantero (Partido Colorado) para hablar de varios temas.

Uno de ellos era la implementación del control de asistencia al sistema educativo que es una de las condiciones para recibir el beneficio de las asignaciones familiares.

Piñeyrúa recordó en la reunión que el ministro se había comprometido en su última comparecencia a terminar la reorganización del Mides en diciembre de 2011, lo cual se dijo que implicaba que no tendría que seguir contratando ONG y cooperativas de trabajadores para los cometidos de la cartera.

Eso hizo que se le votaran recursos en las dos últimas Rendiciones de Cuentas, recordó la legisladora.

Sin embargo, la reestructura no se hizo, sostuvo Piñeyrúa, por lo cual afirmó que se debió hacer recientemente un nuevo llamado a licitación por US$ 3.850.000 a fin de contratar hasta 150 personas para hacer trabajo de campo, seguimiento y evaluación de programas, contratos que vencerán el 31 de diciembre de 2013.

Olesker informó a la comisión que el proceso de reorganización del Mides va a terminar junto con la administración que encabeza Mujica.

La legisladora nacionalista le formuló una serie de preguntas al ministro relativas a los temas por los que ella lo convocó.

AUDICIÓN. En declaraciones a la prensa luego de la comisión, Olesker respondió a la diputada Piñeyrúa -aunque sin nombrarla- diciéndole que padece de “incomprensión auditiva” porque es la tercera comparecencia a comisión de Población y Desarrollo en que le pregunta lo mismo.

“Le dejé la información por escrito”, indicó el ministro.

Los datos presentados establecen en relación con las cifras de pobreza e indigencia que se produjo una reducción de pobreza de 40% a 12% en el período 2004 a 2011, al tiempo que la indigencia bajó de 5% a 0,5%.

Añadió que si se realiza una medición de pobreza por índices de educación, salud, vivienda, formalidad en el trabajo y servicios públicos, en 2006 había 1.020.000 personas que no eran pobres y además accedían a estos cinco derechos, cifra que ascendió a 1.650.000 en 2011.

“Es decir, que unas 630.000 personas salieron de la pobreza por ingresos y de carencias críticas medidas en términos de acceso a derechos”, dijo el ministro Olesker.

“Estas cosas no se logran simplemente porque un día pasan sino que se logran porque hay políticas de empleo, de educación, de transferencias, porque hay estímulos a la integración social, en definitiva, porque hay políticas públicas que el Mides coordina y lidera”, concluyó Olesker.

Casi US$ 5: para demócratas cristianos

La asociación civil denominada Centro de Participación Popular (CPP), vinculada al Partido Demócrata Cristiano, que proveyera técnicos al Mides para diferentes trabajos sociales por el equivalente en pesos uruguayos a US$ 900.000, y que por eso fuera observada por el Tribunal de Cuentas, es beneficiaria de otros convenios con el Ministerio por un monto que llega a $ 91 millones, unos US$ 4.450.000.

Convocado a la comisión de Población y Desarrollo de la Cámara de Representantes para hablar sobre este y otros temas, el ministerio Daniel Olesker acordó enviar todos los detalles de la información.

En particular por este caso, Olesker respondió a pedido del diputado colorado Fitzgerald Cantero.

En noviembre, El País informó que el Tribunal de Cuentas había observado al Mides por la contratación directa por el equivalente a US$ 900.000 a la referida asociación civil.

Una de las observaciones del organismo de contralor se debió a que el Tribunal descubrió que “la mayoría” de esos técnicos ya son empleados del Ministerio, lo que vulnera normas vigentes.

Con respecto a una de las observaciones del Tribunal de Cuentas, Cantero dijo a El País que Olesker trasmitió a los legisladores que el miércoles 12 el presidente del organismo de controlar, Siegbert Rippe, le adelantó que se iba a levantar la observación por el vínculo laboral entre los funcionarios del CPP y el Mides.

Olesker indicó que en el caso del CPP no hay funcionarios que tengan vínculos con el Mides, observación que el ministerio recurrió y, según él, el Tribunal aceptó.

En el Tribunal aún no se ha tomado resolución sobre ese caso, se aclaró a El País.

El ministro Olesker dijo que el Tribunal no levantó la observación sobre la decisión de pagar por adelantado al CPP.

Cuando se firmó el convenio, el Mides acordó entregarle un 25% del total del contrato, que equivale a unos US$ 250.000. Además, en el contrato el Mides no exigió garantías de cumplimiento porque, según el ministro, “ese monto no obliga”.

Olesker dijo que si no hubiera cumplimiento las normas del Tocaf habilitarían a iniciar una demanda.

Compartir – Daniel Isgleas – El País digital – Aportes sin contraprestación – 14.12.2012 – 10:39

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s