Más de cien personas saquean negocios y protagonizan graves disturbios en Bariloche

por Claudio Andrade . Diario Clarín – Compartir

Los incidentes empezaron esta mañana en un supermercado “Chango Mas” en la ruta 40 Norte, donde decenas de personas provocaron destrozos y se llevaron comida, ropa, bicicletas y televisores. Luego se enfrentaron con la policía y fueron a saquear otros locales.

La situación aún no fue resuelta.

 Imágenes

 Relacionadas

Graves incidentes y destrozos se presentan en Bariloche desde esta mañana, cuando pasadas las 9,30 un grupo de alrededor de cien personas de las poblaciones más pobres de la ciudad se enfrentó con la policía local, luego de ingresar por la fuerza al supermercado Changomas y saquear ese centro comercial.

Después, los disturbios y saqueos siguieron en numerosos negocios y aún continúa la tensión.

Oficialmente no se reportaron heridos.

Esta mañana, un nutrido grupo de vecinos cercanos a las inmediaciones del comercio –en su mayoría adolescentes-, llegó al lugar con sus caras cubiertas y les exigieron a los encargados que les dieran alimentos.

El pedido se transformó en violencia, poco después lograron ingresar y con la ayuda de los típicos carritos se llevaron alimentos, pero también televisores LCD, videocaseteras, bicicletas y ropa.

Aunque los encargados del edificio habían cerrado las rejas y las puertas principales al percatarse de la cantidad de gente que estaba reclamando por comida cerca de la puerta de entrada, la turba rompió las alambradas con piedras y palos, tiró abajo las ventanas y se abrieron camino a la fuerza.

También fueron destrozados varios autos que estaban estacionados en las inmediaciones.

El Changomas está ubicado muy cerca de una de las zonas más carenciadas de Bariloche, el barrio Nuestras Malvinas, donde abundan las pequeñas casas de madera y chapa, armadas precariamente y con despojos de otras construcciones.

Sin embargo, según pudo averiguar Clarín, los saqueadores provienen de distintos barrios humildes que forman la periferia del Bariloche turístico.

La policía se apersonó en la zona pero se mantuvo al margen de las acciones durante las primeras horas, con la orden de “contener pero no intervenir”.

Pero poco después se generó una batalla campal que incluyó agua, gases, piedrazos y hasta autos incendiados en las inmediaciones. “Fuimos sobrepasados”, admitió un policía. En total no había en las inmediaciones más de 15 efectivos cuando comenzó el hecho.

Esta ausencia de control impulsó a que un grupo aun más grande volviera a incursionar en el supermercado extrayendo más artículos de consumo incluso de la bodega del comercio.

Los clientes de Changomas que se encontraban dentro del edificio fueron evacuados por una puerta lateral.

El raíd de saqueos siguió en las horas siguientes por los negocios de la zona, como minimarkets y carnicerías. Luego, dos supermercados más de la cadena “Todo” fueron saqueados y se llevaron, en su gran mayoría, comida y alcohol.

Pasadas las 16, unos cien manifestantes eran contenidos por un grupo reducido de policías, que evitaban que entren a uno de los supermercados más grandes de la zona céntrica de la ciudad. Lejos de calmarse con el correr del tiempo, la situación era de extrema tensión.

Entre los saqueadores se pudieron observar familias enteras, muchas de ellas con niños pequeños, pero el grueso de los agitadores son adolescentes.

Un dato curioso es que en la mayoría de los casos, se pudo observar que las mujeres son las “encargadas” de buscar la comida de los locales, así como los hombres se encargan del alcohol.

Uno de los protagonistas le dijo a Clarín que por la noche tratarían de ingresar nuevamente al Changomas y “meterse en los camiones”.

Desde hace varios días corría en Bariloche el rumor de que esto podía ocurrir. El intendente Omar Goye incluso fue alertado por los dirigentes barriales del Alto y las zonas adyacentes.

Goye hizo un llamado público a los supermercadistas para que estos donaran una canasta familiar.

Una parte de estos alimentos ya estaba siendo repartida en los barrios para calmar los ánimos. Dos meses atrás, el propio Goye había tenido un duro encuentro con los integrantes de la agrupación 1 de Mayo de Alto de Bariloche quienes, después de intentar tirar abajo el monumento al General Roca ubicado en el Centro Cívico, le habían advertido que había un profundo malestar en la población porque se estaban “cayendo” los planes sociales.

Por otro lado hay una extrema tensión entre los habitantes de estos barrios y la policía local, que tradicionalmente ha tenido conductas violentas para con ellos.

En 2010, durante las manifestaciones en el Alto de Bariloche, tres jóvenes murieron en el marco de la represión policial.

Este tipo de hechos aun permanecen en la memoria de la gente que cada cierto tiempo realiza manifestaciones pidiendo justicia.

Claudio Andrade – Diario ClarínBariloche – Especial – 20/12/12 – 14:09

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s