Uruguay: López Mena llamó al BROU y dictó el contenido del aval a Cosmo

El trabajador del Banco República que redactó el documento dijo a la Justicia que Fernando Calloia le avisó que el empresario lo llamaría

por Redacción – El Observador – Compartir

El empresario argentino Juan Carlos López Mena ha sido el único que nombró al presidente José Mujica ante la Justicia. Cuando el dueño de Buquebus declaró en el caso por el aval que el Banco República le concedió

a aerolínea española Cosmo

dijo que el primer mandatario lo llamó varias veces con el interés de que comprara los aviones.

Por otra parte, el funcionario del Banco de la República (BROU) Raúl García, que fue el encargado de confeccionar el aval a la empresa española Cosmo equivalente a US$ 13,6 millones –requisito que era necesario para poder participar de la subasta de los siete aviones Bombardier de Pluna del 1º de octubre– declaró ayer en la Justicia que quien le dio las indicaciones de cómo hacerlo fue el dueño de la aerolínea BQB y la naviera Buquebús, Juan Carlos López Mena.

El empresario, quien había negado desde el principio su participación en la oferta de la firma española, llamó ese día dos veces por teléfono al funcionario del BROU para darle indicaciones precisas.

Le dijo, incluso, que el aval debía establecer al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) como beneficiario de la garantía, algo que hasta  ahora ha trancado el pago del dinero por parte del banco al fideicomiso que administra los bienes de Pluna.
Lo legal hubiera sido que el fideicomiso que administra los bienes de Pluna fuera el beneficiario. Por ello, el MEF debió hacer una cesión de los créditos al fideicomiso.

Con ese papel, el organismo se presentó ante el BROU para cobrar, pero el servicio jurídico del banco entendió que no podía pagarle porque la cesión no fue correcta. Ahora quien intimó al banco fue el MEF y se espera el pago para los próximos días.
Según dijeron a El Observador fuentes de la investigación, el funcionario que estuvo ayer en el Juzgado del Crimen Organizado declaró que primero lo llamó el presidente del BROU, Fernando Calloia, para decirle que lo iba a llamar López Mena más tarde para tramitar el aval.

El dueño de Buquebús es conocido por el BROU por ser un viejo cliente. Calloia ordenó que se hiciera lo que él dijera. De hecho, en su declaración ante la Justicia Calloia declaró que se le otorgó el aval a Cosmo debido a que López Mena hizo las gestiones.
La versión de García resultó contradictoria a la del empresario naviero. López Mena dijo hace dos semanas ante la Justicia que no conocía al funcionario, y que quien lo llamó a él para pedirle “algún dato” fue García. López Mena aseguró que él no intervino en el trámite.
En cambio, de la declaración del trabajador de ayer surge que López Mena dio  indicaciones precisas sobre como realizar el aval.
La investigación continuará hoy con el interrogatorio por parte de la Justicia a Javier Liberman, quien dirige el fideicomiso que por la ley de Pluna es el titular de los aviones.
Otro punto que la Justicia deberá resolver es la influencia del ministro de Economía, Fernando Lorenzo, en el otorgamiento del aval. Además se deberá determinar si estaba al tanto de que López Mena ya tenía planeado alquilarle los aviones a la empresa Cosmo tras la subasta.

Lorenzo estuvo en una reunión con López Mena en Punta del Este una semana antes y a los dos días almorzó en Lindolfo con el dueño de BQB y el representante de Cosmo.

El ministro declaró en la Justicia que fue a ese almuerzo tras enterarse de Cosmo se llevaría los aviones España. Según esa versión pretendía “negociar” para que los aviones se quedaran en Uruguay.
Votaron la ley
En una sesión extraordinaria y con los votos del Frente Amplio, el Senado aprobó ayer una nueva ley sobre Pluna, que otorga al fideicomiso que administra los bienes de la ex aerolínea la potestad para vender o arrendar los siete Bombardier.

El texto da prioridad durante 180 días para el proyecto de los trabajadores. La discusión retomó la polémica pública y el cruce entre gobierno y oposición.

Fue una especie de interpelación sin los acusados presentes, en donde los legisladores blancos y colorados se quejaron del proceder del Poder Ejecutivo desde ocurrido el remate, y el oficialismo respondió castigando negocios pasados de Pluna, principalmente la asociación con Varig.
El debate tuvo momentos tensos. Hubo golpes sobre los escritorios, intervenciones a los gritos y acusaciones de delitos. Al gobierno, la oposición lo acusó de cometer delitos como “fraude” e “insolvencia financiera”.

Al inicio intervino el senador nacionalista Carlos Moreira (Alianza Nacional). Dijo que el andar del gobierno en el caso fue “zizagueante, contradictorio, oscuro y sospechoso”.

A su juicio, la subasta fue una tragicomedia de mal gusto, con una “simulación” montada, y de la que todos son responsables. “Era todo mentira”, gritó Moreira. Explicó que tanto él, como todo su partido, no votaba la nueva ley de Pluna porque se trata de un “cheque en blanco”.
El senador colorado Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay), por su parte, advirtió al gobierno que corre riesgo de perder los aviones si la Justicia concursal los toma para la masa de acreedores.
El nacionalista Jorge Larrañaga (Alianza Nacional) dedicó su intervención a criticar el trámite del aval.

“Esto es un salto al vacío con una enorme improvisación, y revela que de todos los malos pasos no se aprendió nada”, se quejó.
Desde el oficialismo, el senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio) admitió errores en el proceso, pero rechazó que todo haya estado “armado”, como acusa la oposición.
La presión que ejerció el gobierno ante el empresario López Mena el 31 de octubre en su despacho del puerto fue recordado ayer en el Senado por la oposición. Moreira se sorprendió por no haber escuchado un “desmentido” del gobierno ante la información publicada el sábado 15 de diciembre por El Observador. “El gobierno amenazó a un empresario y no he visto desmentir eso. Si a mí me pasa eso, y se que no hice nada, pido todos los micrófonos, incluso los del Estado Centenario para desmentirlo”, dijo el legisladores nacionalista.

“Pero no, hubo silencio oficial”, insistió, mientras ofrecía a los senadores del oficialismo una interrupción para escuchar un desmentido. Pero no ocurrió.

Compartir – Redacción – El Observador – Políticas oscuras – 21.12.2012 – 05:00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s