Argentina, Schoklender: Felisa Miceli era la que manejaba las cuentas

por Nicolas Pizzi – Diario Clarín – Compartir

Dijo que la ex ministra era la responsable de la contabilidad de la Fundación Sueños Compartidos. Así, buscó involucrarla en la investigación por el desvío de fondos públicos. Acorralado por el avance de la causa judicial en su contra,

Sergio Schoklender

repitió una vieja fórmula: prendió el ventilador. Cargó contra todos y todas. Y puso la lupa sobre una vieja enemiga, la ex ministra de Economía Felisa Miceli, quien la próxima semana podría ser condenada por la bolsa con dinero.

En un escrito que presentó ante el juez Norberto Oyarbide, acusó a Miceli de manejar la contabilidad de las Madres hasta que estalló el escándalo. También volvió a pedir que sea citada Hebe de Bonafini y el resto de los integrantes del Consejo de Administración de la entidad.

Según Schoklender, nunca tuvo a cargo tareas de tesorería, financieras, confección de balances, audiencias u otras tareas, de las cuales puedan surgir elementos de prueba sobre el desvío de fondos públicos de Sueños Compartidos.

“Sí desempeñaban otros empleados de la Fundación, y en particular, Felisa Miceli, quien se desempeñaba como Directora Financiera o el Contador Cermuda, quien no sólo firmaba, auditaba y controlaba los balances sino que habría incurrido en innumerables irregularidades”, sostuvo el ex apoderado en su escrito.

Schoklender y Miceli nunca se llevaron bien mientras coexistieron en las Madres.

Cuando estalló el escándalo, la ex ministra intentó desligarse por completo aunque había firmado al menos una auditoría de la entidad, la de 2007.

Oyarbide la citó a declarar como testigo. Aquel día se cruzó con el ex apoderado en el juzgado. Ni se saludaron. La tensión se reflotó ahora, justo cuando Miceli espera la sentencia por el caso de la bolsa con dinero, donde podría ser condenada a cuatro años de prisión.

El ex apoderado estaba citado ayer a declarar por séptima vez. Esta vez, prefirió presentar un escrito de doce carillas.

Ahí, sostuvo que cumplió con “todos y cada uno de los mandatos” conferidos por el Consejo de Administración de la Fundación. Además, le pidió otra vez a Oyarbide que cite a Bonafini y a la totalidad del Consejo “no por considerar que las mismas puedan haber incurrido en delito alguno, sino por el contrario, por entender que tampoco yo he incurrido en un delito”.

El ex apoderado detalló el contenido de las actas del Consejo, en una de las cuales Bonafini informó que la constructora Meldorek “ha elevado la propuesta de suscribir un acuerdo de adquisición del bien en el estado en que se encuentra, para la instalación de una planta de producción de paneles constructivos”.

No es la primera vez que Schoklender intenta probar que la titular de Madres conocía al detalle su proyecto de construcción a través de Meldorek, de la cual es dueño del 90% de las acciones.

Llamativamente, el ex apoderado decidió victimizarse.

“No debería avanzarse más aún de lo que se ha avanzado sobre mi persona, transformándome en un muerto civil, teniendo que afrontar ahora una nueva causa por incumplimiento de los deberes de asistencia familiar, por estar inhibido por un delito que no he cometido”, dijo en su escrito en referencia a la citación de un juez de Tucumán, para la semana próxima, por la falta de pago de los alimentos de su hija con María Belén Schneer.

Compartir – Nicolas Pizzi Diario Clarín – Defensa de Schoklender – 22.12.2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s