Corrientes: Invocan el nombre de Moreno y estafan a productores de frutas

Dirigentes K les prometieron subsidios y les pidieron un aporte. Perdieron 130 mil pesos.

 por Matías Longoni – Diario Clarín – Compartir

Un grupo de productores de naranjas de Mocoretá, en el sur de Corrientes, fue víctima de una estafa cometida por dirigentes kirchneristas que invocaron al secretario Guillermo Moreno.

Esta versión del clásico “cuento del tío” sucedió en el Mercado Central, el reducto del funcionario K. Los citrícolas fueron allí con la promesa de subsidios. Pero volvieron con las manos vacías y, todavía peor, les robaron cerca de 130 mil pesos.

Relacionadas

Una protagonista clave en esta historia, comidilla obligada entre los vecinos de Mocoretá, es la abogada Cecilia Casas, muy cercana a Moreno desde 2010, cuando éste la nombró en la Comisión Nacional de Alimentos.

Casas dirige ASUPRA (Asociación de Usuarios y Consumidores de la República Argentina), que como gran antecedente presentó un amparo contra Cablevisión en 2011, cuando Moreno arremetía contra la firma. Además fue candidata a intendente de Moreno, donde milita.

En junio, la zona costera del Río Uruguay aledaña a Mocoretá padeció una grave helada que arrasó con la producción de cítricos. Los productores clamaban por ayuda urgente y por eso les pareció una bendición la inusual visita allí de Casas.

El intendente Henry Fick recuerda bien que la tarjeta personal que ésta le dio la identificaba como “coordinadora del Ministerio de Salud de la Nación ”. Pero se mostró cauto porque la supuesta emisaria de Moreno “vino e hizo un relevamiento, pero después no avanzó en nada”. Menos cortés fue la diputada del FPV por Monte Caseros, Elena Chieno, quien apuntó que Casas “es una persona fabuladora” y advirtió “es peligroso, porque le prometió el oro y el moro a la gente”.

En la desesperación de haber perdido casi todo, varios pequeños productores no escucharon el consejo y se entusiasmaron cuando las propaladoras locales comenzaron a repetir un comunicado escrito de puño y letra por Aníbal Colombo, histórico puntero peronista en Mocoretá. “El señor secretario de Comercio de la Nación, Guillermo Moreno, ha concedido una audiencia con el fin de otorgar subsidios nacionales para paliar la difícil situación. Dicha audiencia se realizará el jueves 6 de diciembre, previa reunión con la licenciada Cecilia Casas”, decía ese comunicado, que además prometía a los productores participar de una cena junto el poderoso funcionario kirchnerista.

Tan buena era la noticia, que la FM Mocoretá incluso grabó un spot.

Ante semejante promesa, no resultó difícil para Colombo y otro dirigente K de la zona, Carlos Eusebio Querencio, reclutar a una docena de productores dispuestos a viajar a Buenos Aires. Ambos punteros fueron también quienes los convencieron de aportar “entre 10.000 y 20.000 pesos por productor”, que serían destinados a “honorarios de los ingenieros” que debían elaborar el anteproyecto necesario para acceder a la plata administrada por Moreno. “Se habló de $ 100.000 por productor. Por eso fue fácil convencerlos”, relató una fuente.

El grupo alquiló una combi “Chajarí Bus” y partió a las 2 de la madrugada del 6 de diciembre: Colombo llevaba un bolso con 170.000 pesos que había reunido. Tras 530 kilómetros de viaje, según el testimonio de los estafados, en el Mercado Central fueron recibidos por Casas y Querencio, quienes de inmediato los invitaron a sacarse fotos con un sonriente Moreno. Todo parecía marchar según lo convenido.

Pero luego el grupo fue guiado al auditorio “Néstor Kirchner”, colmado por otra gente, y allí escuchó una larga charla de Moreno dedicada sobre todo a atacar a Clarín y a las ONG críticas del INDEC. Tras el acto político, Moreno abandonó el lugar porque debía viajar a Brasil junto a la presidenta Cristina Kirchner. Los productores de Mocoretá se quedaron sin chance de reunión y menos de subsidios.

Cuando al rato se dieron cuenta de que todo era parte de un gran embuste, intentaron recuperar el dinero guardado en el bolso del puntero Colombo, pero allí encontraron solo ropa: sospechan que la plata cambió de manos en un baño contiguo al auditorio.

Fue entonces que un productor exaltado encaró de mala manera a Querencio, el otro puntero de Mocoretá, y le arrebató una mochila en la que encontraron solamente 40.000 pesos.

El resto de la plata, unos 130.000 pesos, desapareció. Y lo mismo, según los citricultores, sucedió con Casas, la estrecha colaboradora del secretario de Comercio.

Compartir – Matías Longoni – Diario Clarín – Dirigentes K – 26/12/12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s