Uruguay: Salvación a la venta

Compra del Plaza abrió el debate acerca de si el Estado debe controlar a las iglesias

María Orfila – El Observador – Compartir

Para ser un país en el que desde el siglo XIX el Estado disputó la regulación de los aspectos de la vida social que estaba en manos de las instituciones eclesiásticas (como la enseñanza y la sepultura) hasta lograr la separación total con el artículo 5º de la Constitución sobre la libertad de cultos, los feligreses no dejaron de creer. Por ejemplo, el 81% de los montevideanos afirma creer en Dios. Pero hay más de 100 formas de creer en él.

 La presencia de manifestaciones religiosas tradicionales se ha detenido y han explotado los llamados “nuevos movimientos religiosos”, algunos con características sectarias.

Con todo, Uruguay sigue siendo el único país de América Latina que no tiene una oficina de asuntos religiosos. Incluso hay una en Cuba, un gobierno hostil a la religión.

Ese es un reclamo que ya ha hecho el Diálogo Interreligioso Uruguayo −compuesto por 28 representantes de la mayoría de las expresiones religiosas del país− en dos oportunidades ante Presidencia de la República y el Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

La respuesta fue que el tema “no era relevante”, contó a El Observador Nicolás Iglesias, delegado por el Consejo Latinoamericano de Iglesias, quien consideró que de haberlo tenido se podría haber intervenido antes que el Cine Teatro Plaza fuese comprado por Dios es Amor.
La noticia de que Dios es Amor gastó más de US$ 3,5 millones en el Cine Teatro Plaza sorprendió a más de uno que no conoce que se trata de un verdadero holding de la fe.

Esto conmocionó a la opinión pública, un tanto por la pérdida de un histórico espacio cultural, y otro por quién es el nuevo propietario, una iglesia pentecostal acusada de vender salvación al mejor postor.

El teólogo Miguel Pastorino, asesor del Servicio de Estudio y Asesoramiento en Sectas del Uruguay (Seas), y el sociólogo especializado en religión Néstor Da Costa coincidieron en que si hubiese sido un shopping, o un grupo religioso tradicional, o incluso el Arte de Vivir –un programa de meditación importado de la India y seguido por gente cool– no se hubiese armado el tole tole.
Multinacionales

La Iglesia Pentecostal Dios es Amor (IPDA) fue fundada en 1962 por David Miranda. La organización declara tener dos millones de participantes en sus cultos en todo el mundo.

A Uruguay llegó en 1986. Abrió un templo en la calle Colonia que, tres años después, le quedó chico, y se mudó para el amplio excine Radio City, en Gutiérrez Ruiz y San José. Pastorino indicó que allí se pagaba US$ 4.000 en alquiler.

“Dios ha respaldado de una forma tremenda a la Iglesia (pentecostal) aquí en Uruguay, que hoy en el año 2012 cuenta con una totalidad de 196 iglesias”, se lee en su página oficial.

En 1991 la IPDA reivindicaba para sí 60 templos. Se estima que ahora tiene más de 7.000 fieles. No obstante, Da Costa, recordó que “no hay datos confiables”, entre varios motivos, porque el Instituto Nacional de Estadística “no ha accedido a incluir preguntas sobre lo religioso en el censo”.
La primera hermana, la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), por su parte, fue fundada por Edir Macedo, excatólico y exumbandista, en 1977.

Dos décadas después, había amorralado alrededor de US$ 950 millones.
Ya en 1997, la revista brasilera Veja consideró que el patrimonio de IURD era superior al de Petrobras.

Actualmente, se calcula que tiene un ingreso que supera los US$ 1.000 millones al año.
Dinero y magia

Tanto Dios es Amor como la IURD han sido calificadas como sectas por Pastorino por su perfil “antiecuménico, antisocial y manipulatorio y patológico”.
Estas iglesias neopentecostales fundamentan sus prácticas en la curación de las enfermedades gracias a los dones del pastor.

Por ejemplo, la cartelería de la sede central de Dios es Amor muestra una fotografía de decenas de sillas de ruedas y muletas de lisiados sanados. Pero la cura divina también es prometida para resolver desde la soltería hasta el desempleo.

“Todas las aflicciones son consecuencia de la acción del demonio en la vida de las personas. La salida es el exorcismo, la asistencia constante a los cultos y la aplicación de varias terapias recomendadas por la iglesia”, explicó Pastorino.

Estas “terapias” se sitúan en la frontera entre la religión −obra el Espíritu Santo− y la magia, por ejemplo, la sanación de un dolor por la transmisión de la cura desde la radio hasta la lesión.
Pero su faceta más controvertida es la importancia atribuida al dinero.

El investigador brasileño Ari Pedro Oro describió en uno de sus trabajos la presión que sufrió para realizar ofrendas durante un “congreso” −una celebración multitudinaria− de Dios es Amor en Montevideo.

Cada fiel recibía cuatro sobres de colores diferentes para depositar allí sus aportes. “Nadie va a poner $ 5. Esto no pesa nada. No es sacrificio”, decían los pastores desde el escenario. Mínimo exigían $ 100 y vio que se guardaban hasta $ 5.000. Los sobres tenían escrito en el dorso que allí debía colocarse la “promesa personal de fidelidad y sinceridad” necesaria para recibir la “oración del misionero de Dios”.

Estas iglesias neopentecostales desarrollan la “teología de la prosperidad” por la que los creyentes son convencidos de que Dios los bendecirá económicamente “aquí y ahora, no en el más allá”, según apuntó Da Costa, si son generosos con su aporte.

El catolicismo siempre ha difundido la bienaventuranza de que será de los pobres el reino de los cielos.
Dios es Amor y Pare de Sufrir exigen el pago del diezmo, es decir, el 10% de los ingresos, bajo el argumento de que no se trata de una donación sino de una devolución. “

¿De quién es todo el oro, toda la plata y todo el dinero?

Del Señor.

¿De quién es el mundo y todo que en él hay?

Del Señor.

Nosotros plantamos, cosechamos, trabajamos, recibimos, vivimos, y respiramos en el mundo que es del Señor.

Y él solo pide en cambio el 10% de lo que recibimos”, se lee en el sitio de IPDA de Brasil.

Y se explicita que no ser “fiel al diezmo” es “robarle a Dios” y, si así se hace, “traemos maldición para nosotros mismos”.
A juicio de Pastorino, “es un verdadero negocio con Dios”.

El mayor peligro es que “convencen de que deben darlo todo y que cuando no son bendecidos porque su donación no fue suficiente, llegan a quedar en la calle, donando incluso sus títulos de propiedad. Ya ha habido casos así en Uruguay”, manifestó.

Pero el diezmo, en sí mismo, no es un invento de Pare de Sufrir o de Dios es Amor. La práctica se registra desde mucho antes del tiempo de Moisés. Lo pagan también, por ejemplo, los mormones. Estos fondos se utilizan para la construcción y mantenimiento de templos, para costear los viajes de los predicadores y para realizar obras sociales.

Da Costa no conoce si, por ejemplo, Dios es Amor realiza obras sociales o caritativas en el país. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no promete riqueza, solo que el Señor “recompensa con generosidad de una forma u otra”.

¿Es necesario el control?

Una oficina de asuntos religiosos tiene por cometido establecer y controlar las pautas jurídicas de cualquier asociación civil sin fines de lucro de corte religioso.

Para Nicolás Iglesias debe ser una contrapartida de la exoneración total de impuestos que se ofrece a las instituciones religiosas, más cuando se conoce que se han instalado grupos religiosos con gran poder económico sospechados de manejos turbios en su país de origen.
La Dirección General Impositiva inició una investigación para determinar si Dios es Amor es una verdadera actividad sin fines de lucro. Una fuente oficial dijo al semanario Búsqueda: “Llama la atención que estas iglesias puedan hacer compras por millones de dólares”.
Miranda, como su colega Macedo, ya estuvo envuelto en denuncias de evasión fiscal y supuesta relación con el narcotráfico.

Según Iglesias, Uruguay es visto “como paraíso desde lo fiscal y desde lo religioso para la libertad de los capitales”. Y agregó:

“En nombre de la libertad de prensa, de culto y de la libertad del mercado inmobiliario, tenemos en Uruguay hoy la dominación del poder económico y la ley de los mercados.

Esto genera una fuerte represión de la libertad de expresión, de ideas, de fe religiosa, de una manera plural y democrática”.
En particular, el exfacilitador del Diálogo Interreligioso Uruguayo señaló que el Estado debe conocer el mensaje de los movimientos religiosos para evitar la difusión de discursos discriminatorios y violentos.

“Esto tampoco se controla porque no se toma en cuenta que el discurso religioso puede lesionar los derechos de las personas o manipularlas para que diezme o para que ceda sus bienes”, manifestó.

La experta en derecho y religión, la abogada Carmen Asiaín, explicó a El Observador que el Estado uruguayo, al haber “prescindido” del fenómeno religioso, “desprotege a los propios fieles o a los desertores de una confesión religiosa, cuando se comenten excesos”.

En el caso de una vulneración económica se puede apelar a una figura de fraude pero no hay ninguna legislación específica. “Una ley de libertad religiosa está faltando en Uruguay”, opinó la docente. Y añadió:

“La libertad de culto debe primar pero, ojo, como todo derecho tiene su límite y es la transgresión de los derechos de los demás”.
Da Costa, por su parte, coincidió que en ese caso debe intervenir la Justicia, pero es mucho más delicado establecer quién debe controlar.

“¿Quién debe erigirse en juez de lo que está bien o mal creer? Las sociedades plurales han optado por el derecho a equivocarse de sus ciudadanos, antes que establecer ‘controles’”, opinó.

Compartir – María Orfila @orfilamaria – El Observador – Formas de Creer en Dios – 20.01.2013 – 05:00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s