Los americanos del Norte, los uruguayos, y el espionaje…

lascotidianasdeenrique
Textos, Notas y Comentarios desde la Ciudad de la Costa (Uruguay)
 
por enrique cuadrado gambardella
Semana del 15.07 al 23.07.2013 – nº 018

Los americanos del Norte, los uruguayos, y el espionaje

Los americanos del Norte, han practicado desde su nacimiento como nación independiente, una serie inacabable de injerencias, agresiones ocupaciones y conflictos llamados de guerras, (por ellos mismos), cuando les fue imposible torcer las voluntades de los pueblos que estaban en el punto de mira. Otros pueblos como los ibéricos; a partir de aventureros, sacerdotes y ex presidiarios, jugaron al descubrimiento… “descubriendo” nuevas tierras que ya estaban habitadas; provocando el mayor genocidio de la época, procurando tierras para su rey; y metales preciosos, comendas u honrarías para sí; en nombre de un dios, que de existir… difícilmente se haría cómplice. Y tornándonos a nosotros, enemigos de todo aquello que lleve la denominación de “iberoamericano”, 500 años mas tarde.
Americanos del Norte e ibéricos se complementan en el espionaje y la pretensión de tutela. En muchos casos, los gobiernos curvan la espalda y entregan desde el territorio hasta la cultura, a los “invasores”. Ahora en pleno siglo XXI, muchos gobiernos que miraron para un costado sin emitir una condena, están alborotados por causa del espionaje, que los americanos del Norte, practican contra los sospechosos, (eje del Mal); y aliados y cómplices de muchas “guerras” (eje del Bien).
Nuestro pequeñito país no estuvo ajeno a la acción del espionaje, el contraespionaje, la “inteligencia” los “quinta columna” u otras formas de confabuladores, incluidas en el capítulo de las injerencias de los americanos del Norte. Allá por los años ’50 un núcleo de distinguidos ciudadanos que había “trabajado” para los servicios de inteligencia británicos durante la segunda guerra mundial, se pasó a las filas de la CIA, con “armas y bagajes”. Aparentemente la guerra contra los nazis habría acabado y la humanidad no tenía más nada que temer.
Pero un nuevo enemigo había aparecido en el horizonte, para amenazar la civilización occidental y cristiana: ¡El comunismo! Entonces era necesario combatirlo. Y los señores citados más arriba, (distinguidos ciudadanos), muchas veces aludidos como “las fuerzas vivas”, sabían que no les faltaría apoyo. Ni de las autoridades, ni de la burguesía empresarial, ni de la masonería, ni de la iglesia, ni de las fuerzas armadas; y mucho menos de una embajada “amiga”… Actualmente, las cosas estarían más facilongas con las colaboraciones desinteresadas del prosecretario de la presidencia,  el pato celeste, el presidente, el vice, el ministro de defensa, y el ex panadero, hoy senador. (ecg)

https://lascotidianasdeenrique.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s